La Región

Historia que se repite cíclicamente

Jueves 15 de Noviembre de 2018

En marzo de 2015, en abril de 2016, en enero de 2017 y ahora la vía de comunicación más importante entre el sur y la ciudad capital de la provincia se cortó en el mismo sitio. Cada vez que se producen lluvias fuertes en el centro santafesino el agua supera el nivel de la autopista a Santa Fe e impide el tránsito.

Siempre el sitio conflictivo es el puente del arroyo Colastiné, a la altura de Coronda donde drenan los grandes excesos pluviales de todos los campos de la zona que lo terminan desbordando y anegan la autopista, en especial en el carril al sur.

Además, ya en marzo y abril de 2007 hubo inconvenientes graves por las intensas lluvias en buena parte de la provincia.

Las lluvias de 2015 tuvieron cortada la autopista tres días, las de 2016 cuatro días, y las de 2017 cinco días. Ahora, ayer la masa hídrica nuevamente interrumpió el tránsito en la autopista Santa Fe-Rosario y otra vez se tendrá que esperar que las aguas drenen los excesos pluviales para que la Agencia Provincial de Seguridad Vial pueda volver a dejar habilitada la circulación de coches livianos y pesados.

Pasaron muchos años y ni los privados con la concesión de la autopista o la provincia, que desde hace más de un año está a cargo del corredor vial pudieron solucionar el problema.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});