Edición Impresa

Harán demorada extensión de una obra de iluminación

Se concluirá el tramo del bulevar Villada, entre Lagos y 9 de Julio, separado por un cantero y poblado de palos borrachos.

Lunes 08 de Abril de 2019

El municipio de Casilda encarará una obra que dejó pendiente la administración anterior y los vecinos siguen reclamando. Se trata de la extensión de un plan de iluminación sobre bulevar Villada, entre Ovidio Lagos y 9 de Julio, lo que se sumará al tramo hecho en la gestión del ex intendente Juan Carlos Bacalini.

Las tareas planificadas no sólo dotarán de luminosidad al trayecto que restaba sino que realzará aún más la estética de una de las zonas de más desarrollo urbanístico en los últimos años en Casilda a partir de la construcción nuevos barrios que bordean la atractiva avenida separada por un cantero central poblado de palos borrachos.

El lugar, que es usado frecuentemente por vecinos que salen a caminar en distintas horarios, será dotado de 160 lámparas de las mismas características a las que fueron colocadas ya hace tiempo en el sector que se concluyó.

El municipio intentará que los trabajos, cuyo plazo de ejecución es de dos meses, arranquen cuanto antes, aunque tendrá que lidiar con el escollo de que las ofertas presentadas superan ampliamente el presupuesto oficial.

Aunque ello no significa el vaticinio de que la obra se caiga implica un desafío extra para el municipio que deberá evaluar y decidir una salida en base a las propuestas económicas que se conocieron días atrás en la apertura de sobres.

Las cotizaciones de las dos empresas que se presentaron en el proceso licitatorio para competir por la adjudicación de la obra quedaron fijadas en una franja de entre nueve y algo más de 10 millones de pesos, lo que está muy por encima de los seis millones que el municipio previó afectar a tal fin con recursos del Fondo de Obras Menores.

El intendente Juan José Sarasola atribuyó lo ocurrido a la nueva "movida" cambiaria ya que "muchos de los materiales que se necesitan están dolarizados y, seguramente, las empresas interesadas en la obra redefinieron sus ofertas ante la posibilidad de que la moneda estadounidense siga aumentando".

No obstante ratificó la voluntad política de llevar adelante el demorado y esperado emprendimiento, aunque sin descartar la posibilidad de introducir algún cambio en relación a la concreción de lo proyectado.

"Evaluaremos las propuestas y veremos cómo avanzar", explicó el intendente Sarasola, tras referirse a la compleja tarea que significa llevar adelante "la administración municipal en este contexto de incertidumbre". Dijo que la economía de país "no sólo trae perjuicios en el día a día para poder cumplir con las obligaciones salariales y hacer frente a los incrementos en los costos de los insumos en materia de servicios públicos sino falta de previsibilidad".

Y ese línea graficó que ante la suba del dólar los presupuestos de obras terminan quedando desfasados a los pocos meses como sucedió en este caso donde "es necesario analizar la situación" y resolver en consecuencia.

De todas maneras se mostró confiado en poder garantizar la ejecución de la obra que no hizo el gobierno municipal anterior tras haberla licitado y adjudicado a una empresa con lo que la gestión Sarasola intentó, sin éxito, llegar a un acuerdo.

Ante tal situación el municipio volvió a licitar los trabajos para "sanear una deuda hereda y cumplir con los vecinos que desde hace tiempo esperan respuesta", dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});