La Región

Hallaron sin vida a un hombre buscado en Sastre

Juan Ramón Robledo había desaparecido el 22 de diciembre. Lo encontraron en una vivienda rural abandonada

Jueves 18 de Enero de 2018

Juan Ramón "Pucho" Robledo, el hombre de 57 años que desapareció de su domicilio en Sastre, la cabecera del departamento San Martín, tuvo el final más triste. Lo hallaron muerto en un vivienda rural abandonada ubicada a dos kilómetros al sur de la planta urbana. Robledo era buscado desde el 22 de diciembre, cuando sus familiares dieron aviso sobre la desaparición y se puso en marcha el protocolo de búsqueda que llevó a incluirlo en el servicio para personas perdidas del gobierno provincial y nacional.

El hallazgo se produjo el martes último por la tarde cuando dos jóvenes cazadores recorrían un campo entre la ruta provincial 13 y el antiguo camino central que une Sastre con San Jorge. Se acercaron a la tapera rodeada por un denso monte de eucaliptus y paraísos que interrumpe el mar de soja, y allí hallaron a Robledo, recostado bajo un árbol, con un bolso con ropa a modo de almohada y sus manos detrás de la nuca. "Como si se hubiera tirado un rato a dormir una siesta y nunca despertó", aventuraron los cazadores.

No había signo de violencia y a su lado, la bicicleta de Pucho, dos cajas de vino y una botella de gaseosa. Si bien la policía no permitió que la prensa se acercara al lugar mientras los investigadores de la Policía Científica de la Unidad Regional V de Rafaela levantaban rastros y rescataban los restos de Robledo, desde la Unidad Regional XVIII trascendió que "la estimación es que el hombre habría fallecido aproximadamente hace 15 días y que las causas serán establecidas por la autopsia que se realizará en Santa Fe".

También se señaló que el cadáver, que se encontraba en avanzado estado de descomposición por las altas temperaturas predominantes en la última quincena, no presentaba signos de violencia.

Intensa búsqueda

La búsqueda de Pucho, un changarín rural soltero de 57 años, había comenzado el 22 de diciembre, cuando se ausentó de su hogar, presuntamente por una discusión con un familiar. En principio su familia comenzó a buscarlo en viviendas de parientes en el norte provincial y luego, ante la ausencia de noticias, dieron parte a la policía.

Después de las fiestas navideñas la búsqueda pasó a manos oficiales, se publicó en las redes sociales y en la página web de la provincia e incluso se extendió a los pasos fronterizos. También se organizó una búsqueda, con resultados negativos, en la que participaron unas 50 personas entre bomberos, policías, familiares y amigos, e incluso se utilizó una brigada canina de la Federación de Bomberos Voluntarios y un dron.

Se revisaron viviendas y fábricas abandonadas, alcantarillas, zanjas y canales, pastizales y cualquier lugar que pudiera ocultar a una persona. "Estuvimos cerca, hubo un fuerte rastro de unos de los perros que nos llevó hasta cercanías de esa casa y luego se perdió en un maizal cercano. Pero no llegamos hasta allí porque nos dijeron que ya había sido revisada esa vivienda", argumentó un participante del rastreo.

La noticia de su hallazgo volvió a conmocionar a la pequeña ciudad, que ya había sido golpeada con la noticia de la desaparición de Pucho, un hombre afable, de bajo perfil que nunca tuvo problemas y era muy bien considerado por sus vecinos.

el hombre. "Pucho", como le decían, tenía 57 años y era soltero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario