La Región

Hallaron huesos donde buscan a una familia desaparecida

Las piezas serán peritadas para ver si son de animales o humanos, y en este caso, si es del matrimonio Gill o alguno de sus cuatro hijos.

Jueves 08 de Febrero de 2018

Personal de la Policía de Entre Ríos que lleva adelante la búsqueda de una familia desaparecida hace 16 años en Nogoyá (Entre Ríos) halló huesos dentro de un pozo de agua donde estaban inspeccionando, dentro de la llamada estancia "La Candelaria". Se trata de algunas piezas que fueron encontradas tanto el lunes, cuando se inició la búsqueda, como el martes, y que ahora deberán ser peritadas para establecer si son humanas, y en caso de serlo, si pertenecen a alguno de los seis integrantes de la familia que fue vista por última vez el 13 de enero de 2002. La Justicia maneja el caso con extremada cautela.

Tal como lo publicara oportunamente LaCapital, una familia compuesta por seis personas, cuatro de ellos menore de edad, desapareció Seis personas desapareció aquél día, luego de ser vista por última vez en un velorio de la localidad entrerriana de Viale. Luego de eso, nada se supo más de José Rubén "Mencho" Gill —por entonces de 56 años—; su esposa, Margarita Norma Gallegos (26), y sus hijos María Ofelia (12); Osvaldo José (9); Sofía Margarita (6), y Carlos Daniel (2).

El viernes pasado, el juez de Garantías de Nogoyá, Gustavo Acosta, envió las cédulas a las partes que intervienen en la causa para que se iniciaran en horas de la mañana las excavaciones en el campo de Alfonso Goette, propietario de la estancia, quien murió en un accidente de tránsito.

El operativo de búsqueda se inició el lunes, cerca del mediodía, con la exploración de un pozo de agua. La novedad de esa primera jornada fue el secuestro de un hueso de unos 10 centímetros que se analizará para saber, primero, si corresponde a una persona o a un animal, y luego si se avanza, verificar de quién podría ser. Pero el martes aparecieron más restos, que serán igualmente peritados.

El juez Acosta explicó que la carátula de la causa, "es la de localización de paradero de la familia Gill, para lo cual se está haciendo un nuevo trabajo en el campo a fin de confirmar o descartar una información acercada a tribunales". El magistrado de Nogoyá sugirió ser pacientes con este nuevo procedimiento "y ser cautos para no crear falsas expectativas". Comentó que el trabajo en el campo, con el pozo durará entre 48 a 72 horas, para luego sí dar paso a la exploración de una parte del arroyo.

El magistrado fue a Paraná para solicitar y gestionar elementos logísticos y económicos a fin de continuar con las diligencias en el campo de Alfonso Goette.

"Busquen en el sótano"

Tal cual lo consignó el diario UNO de Entre Ríos, en el lugar se hizo presente también Osvaldo Gill, hermano del padre de familia desaparecido. El hombre, de 73 años, con algunos problemas de salud y con una voz muy suave dejó sus impresiones sobre el nuevo procedimiento judicial.

"Me parece que acá no es la cosa, pero vamos a esperar a ver qué pasa. Para mí es importante buscar en la casa donde vivía mi hermano", resaltó. Y aclaró: "Para mí, Mencho está dentro del sótano en esa casa, y la verdad es que no sé por qué no quieren buscar en esa parte, que se encuentra al lado del dormitorio donde vivía toda la familia".

El hombre hizo saber que "el patrón (por Goette) usaba el sótano, después no sé por qué lo tapó y construyó un piso arriba".

En tanto, la madre de Norma Gallegos, María Delia, relató que ella trabajó de chica en el campo y tuvo conocimiento del monte, pero que ignoraba la existencia de ese pozo, que fue tapado por alguien.

En diálogo con el mismo medio entrerriano, la mujer, que vive en Nogoyá, dijo: "Queremos ver qué se consigue en esta nueva medida judicial, pero hay que revisar también el sótano del casco de la estancia. No le dieron importancia en su momento, yo me cansé de decirlo".

María Delia apuntó por esta falta de respuestas de la justicia, al entonces juez de Nogoyá, Sebastián Gallino, y a la fiscal Ana Contín por no darle nunca importancia a esta desaparición. "Rompieron en otros lugares pero ahí no buscaron. Nosotros les pedimos que se investigara primero acá, donde ellos vivían, y no afuera", manifestó la mujer.

Para la suegra de Mencho, "Alfonso Goette seguro tiene algo que ver con la desaparición. Si no sabe él, puede saber la esposa, que está viva. Hubo muchas situaciones muy raras, como por ejemplo que el patrón no nos dijera nada de la desaparición u otros temas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario