La Región

Fuerte apoyo a los trabajadores de la metalúrgica Marani, que siguen de paro

Hay expectativa de que surja una oferta que destrabe el conflicto. En el Ministerio de Trabajo se pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes

Viernes 07 de Diciembre de 2018

Los trabajadores de la empresa Marani Industrial recibieron ayer un fuerte respaldo sindical y de trabajadoras de otros establecimientos metalúrgicos casildenses en el marco del plan de lucha que llevan adelante desde hace varios días en reclamo del pago de haberes atrasados.

La movida, que se desarrolló a media mañana ante el establecimiento fabril ubicado a la vera de la ruta 33, fortaleció el espíritu de "lucha y unidad" de la veintena de obreros en huelga que espera respuestas que aún no llegan.

No obstante surgió en las últimas horas la posibilidad de avanzar hacia una salida del conflicto. Al menos esa fue la sensación que dejó la audiencia desarrollada tras la manifestación en el mediodía de ayer en la delegación local del Ministerio de Trabajo donde si bien no hubo acuerdo entre las partes quedó una puerta abierta para seguir negociando. Con ese propósito se fijo un cuarto intermedio para el próximo lunes, a las 12, cuando podría haber definiciones.

"Lo conversado en la audiencia de hoy (por ayer) genera expectativas de poder encontrar soluciones", admitió a LaCapital el secretario adjunto de la seccional casildense de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Angel Ríos.

Tras rechazar el último ofrecimiento de pago al considerarlo "insuficiente" ahora los operarios esperan que la empresa haga una propuesta "superadora" cuando se retomen las conversaciones a principio de la semana entrante en la sede casildense del organismo laboral. El dato positivo es que la patronal asumió el compromiso de "agotar los recursos necesarios" para avanzar en esa dirección, lo que fue interpretado como una señal de buena voluntad para intentar llegar a un arreglo.

La empresa ofreció, sin éxito, cancelar la primera quincena de este mes por medio de cinco cuotas en un plazo de 10 días y los obreros, tal como ya lo expresaron, quieren acordar el cobro de las dos quincenas de noviembre para poner fin a la medida de fuerza y retomar sus actividades.

"Pedimos un mayor esfuerzo a la empresa porque la propuesta que hizo hasta ahora está lejos de satisfacer nuestras expectativas, razón por la cual esperamos que la mejora para llegar a un entendimiento y así volver a trabajar", coincidieron operarios de Marani al ser consultados por este cronista.

El establecimiento fabril en cuestión tiene desde hace un tiempo como principal sustento de funcionamiento la fabricación de productos para la industria local de sembradoras y herramientas manuales de ferretería Gherardi, que también redujo las jornadas laborales a tres días por semana a causa de las bajas ventas y para achicar gastos. De igual forma opera la firma Iarsa cuyos trabajadores, como dio cuenta ayer este medio, retomaron sus labores luego de estar de paro también por salarios impago que lograron cobrar.

"Si bien los principales responsables son los empresarios esta situación de conflicto se enmarca en una situación de crisis causada por un modelo económico nacional que afecta la producción y el trabajo", dijo Ríos.

Y fustigó al gobierno nacional al sostener que "si bien sabíamos y advertimos de que estas políticas no benefician a la industrial nacional en general creímos que al menos podía salvarse de la embestida el sector agroindustrial por la afinidad que el presidente Mauricio Macri dice tener con el campo pero tampoco fue así".

El dirigente gremial resaltó la importancia de "acompañar y solidarizarse" con el reclamo de los obreros en conflicto y, en este marco, pidió "más compromiso" del poder político local que "podría colaborar como nexo entre las partes".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});