La Región

Firmat aumentó un 35 por ciento las tasas, pero para los bancos será el doble

El incremento es para la tasa general de inmuebles y para el Drei. Lo resolvió el Concejo, que sancionó así el presupuesto municipal.

Miércoles 23 de Enero de 2019

Tras una serie de reuniones, los concejales de Firmat acordaron finalmente, aunque con modificaciones, sancionar por unanimidad el presupuesto municipal y la ordenanza fiscal de este año que prevé un aumento del 35 por ciento promedio en la Tasa General de Inmuebles (TGI). El mismo porcentaje de aumento se aplicará, salvo excepciones, sobre el Derecho de Registro de Inspección (Drei) que deberán pagar diferentes sectores excepto las entidades bancarias, que tendrán un incremento de un 70 por ciento sobre lo que venían pagando, lo que representará una suma de unos 100 mil pesos mensuales.


Ello significa que entre las firmas bancarias que tienen sucursales en esta ciudad del departamento General López aportaran por ese concepto unos 6 millones de pesos anuales de los cuales una parte será destinado a actividades culturales y becas.

Luego de intercambiar criterios en el marco de diversas comisiones realizadas la semana pasada, el Legislativo local plasmó en el marco de una sesión extraordinaria su voluntad de aprobar ambas normativas con la vista puesta en garantizarle al gobierno municipal una "herramienta fundamental" para "llevar adelante su gestión". Al menos así fue el planteado en un comunicado donde se destaca tal espíritu de consenso.

En tal sentido, el presidente del cuerpo, Franco Stampone, quien forma parte de la fuerza política Firmat Futura, explicó que "este año hubo una modificación de la metodología al proponerle al secretario municipal de Finanzas, Diego Bullorini, trabajar en un anteproyecto de presupuesto y ordenanza fiscal". Y en esa línea destacó que se llevo adelante un tratamiento "pormenorizado" para "revisar diversas cuestiones" en cada "área" y sumar, a partir de allí, el aporte de cada bloque, lo que finalizó con la sanción de ambos iniciativas.

Al respecto, Stampone rescató el consenso que se logró "en un tiempo más que aceptable" para luego destacar "la labor de todos los concejales así como del Departamento Ejecutivo" para tratar el asunto y llegar a un entendimiento. Y en ese contexto apuntó a lo que implica en la actual y compleja coyuntura económica tener que "tomar decisiones difíciles" como significa "equilibrar balanzas" ya que "tocan los intereses de los vecinos".

La también edil opositora Alexandra Beltramo, de Unidad Ciudadana, remarcó que "nuestra intervención tuvo que ver con el eje que venimos planteando desde nuestro espacio político, que es la creación de fuentes laborales". Y en ese sentido explicó que "por eso solicitamos la creación de partidas específicas para el vivero municipal y la fábrica de briquetas de adoquines además de incrementar los aportes para agua potable y los destinados a políticas públicas de género y también de e materia agroecológica".

Por su parte, el concejal oficialista del Frente Progresista Cívico y Social, Claudio Garziera, calificó como de un "acierto" haber trabajado conjuntamente con Finanzas en el armado del presupuesto. "Acompañamos los cambios que se dieron de parte de la oposición", indicó, al tiempo que valoró la "importancia" que significa para el gobierno local "tener aprobado el presupuesto en los primeros días del año para poder trabajar rápidamente".

Cabe aclarar que la idea inicial del Ejecutivo era implementar una suba del 47.5 sobre la TGI pero no encontró eco en la oposición y terminó resignando más de 12 puntos al acordar el incremento que finalmente se fijó.

A su turno, el legislador del Frente Renovador Gustavo Bellón hizo hincapié en el "trabajo de consenso entre los distintos bloques y las reuniones llevadas adelante con el Ejecutivo". Y aunque consideró que si bien "no es simpático aprobar un aumento de tasa en virtud de la inflación que hubo, tratamos de buscar un equilibrio que no le pegue de lleno a la gente, sabiendo además que el municipio necesita hoy cumplir con necesidades básicas". En esa línea también el trabajo realizado en cuanto a la ordenanza fiscal tributaria que contempla un aporte contributivo mayor por parte de las entidades bancarias sobre el Drei.

Bellón justificó la decisión al sostener que los bancos fueron las que "más ganaron en este sistema", por lo que consideró razonable, al igual que el resto de sus pares, que "abonen más y destinar parte de esos recursos al fomento cultural y becas, sabiendo que va a ser un año complicado".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});