La Región

Estiman que la mitad de Venado no podrá pagar las tasas

Calculan que la recaudación bajará notoriamente y prevén una variación inflacionaria de los insumos.

Sábado 30 de Marzo de 2019

La Municipalidad de Venado Tuerto elevó al Concejo el proyecto de ordenanza que establece un Presupuesto 2019 de 1.765 millones de pesos, que contempla un leve incremento respecto del año anterior, que había sido de 1.600 millones. Es que por la crisis social y económica no se pudo ampliar el presupuesto y se estima que la recaudación bajará notoriamente con respecto a otros años. Apenas la mitad de los contribuyentes paga sus tributos.

El secretario de Desarrollo Económico, Fabio Fernández, comentó que fueron prudentes con las expectativas de gastos y recursos a disponer, descontando que será un año difícil para la administración municipal, dada la variación inflacionaria de los insumos que se usan en obra pública o servicios, lo que se viene con las paritarias salariales, la caída en la recaudación de tasas y los avances de las obras que están en marcha.

Todo esto demandará una cuidadosa administración de recursos para permitir continuar con los trabajos iniciados y no se resientan los servicios, señaló Fernández, y agregó que "nuestro mensaje seguramente tendrá una primera reunión de análisis, para luego llevarlo al plenario de concejales. Esperamos que sean presentados los presupuestos nacional y provincial, para rescatar las medidas que se fueron tomando desde el inicio de año y que tienen un claro impacto en nuestro presupuesto, al igual que la paritaria municipal. Esperamos que sea aprobado para que rápidamente podamos implementarlo".

En su análisis el funcionario dijo que la recesión económica afecta a uno de los principales recursos del municipio, como el Derecho de Registro e Inspección (DRI), e indicó que si bien mantienen la base impositiva, "ya se cayó un importante porcentaje de los ingresos por ese tributo y también sufrimos un deterioro en la recaudación de Tasa General de Inmuebles, aunque más allá de la falta de pago, los servicios los debemos seguir prestando para evitar un impacto en la calidad de vida de los ciudadanos".

Para graficar más aún la delicada situación económica explicó que "el escenario en el que hoy nos manejamos es que la mitad de los vecinos paga y la otra no. En consecuencia, nos planteamos cómo afrontar esta situación que también tiene otras derivaciones, porque al haber menos consumo disminuye la recaudación de impuestos como el IVA, y esto también impacta negativamente en la coparticipación, y tras todas estas mermas que afectan a las arcas municipales, en forma paralela se incrementan los costos de los insumos y servicios".

Partiendo de una proyección inflacionaria anual superior al 30 por ciento, en estos momentos los municipios están en negociaciones paritarias, sin saber todavía cómo se definirán los incrementos salariales. "El año pasado logramos superar las dificultades, cumpliendo con los trabajadores y los vecinos; este año será muy complicado y estamos en alerta, tratando de tomar medidas para sortear estas situaciones", enfatizó el titular de Hacienda.

Frentes abiertos

El funcionario dijo que "este año tenemos abiertos varios frentes de obra, de embellecimientos y mejoras en espacios públicos y paseos, como calle Belgrano, plaza Italia y Centro Cultural Municipal; también nos comprometimos con los vecinos para trabajos de pavimento y encalizado, y debemos seguir actualizando el parque automotor, es decir que tenemos que seguir gobernando y optimizando recursos en épocas donde vemos que también aumenta la demanda en los Centros de Salud y en Acción Social", y subrayó que "nuestro Estado está presente y siempre garantizando los derechos de los vecinos".

En otro orden, hizo referencia al plan de desendeudamiento del municipio, que tuvo su pico con la cancelación de la deuda ante la sindicatura del ex BID, lo que mejoró las condiciones de calificación del Estado local para el acceso a financiamiento.

No obstante, Fernández aclaró que "cuando hubo oportunidades para tomar deuda, en Obligaciones Negociables o en el Banco de Santa Fe para hacer obras, por la mejor calificación del Municipio, empezó el recalentamiento de las tasas. Y cuando hablo de una actitud responsable, me refiero a que no nos vamos a endeudar con tasas de referencia del 60 por ciento".

"Esto no nos detuvo para hacer obras, podríamos avanzar más rápido, pero cuando esta situación se estabilice estaremos en condiciones de ir en búsqueda de estos mercados de financiación que hemos logrado y avanzar en obras de infraestructura importantes para la ciudad", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});