La Región

Espacios públicos: buscan en Casilda frenar su uso comercial

Sancionaron una norma para que una comisión evaluadora permanente analice que no se afecte la circulación de peatones y la seguridad vial.

Lunes 05 de Noviembre de 2018

El creciente uso del espacio público en Casilda con fines comerciales desembocó en la sanción de una ordenanza por la cual se crea una comisión evaluadora permanente que tendrá la responsabilidad de analizar y recomendar acciones para resolver una situación que afecta cada vez más el libre desplazamiento de vecinos y la seguridad vial en sectores del radio urbano.

La norma, aprobada por unanimidad en la última sesión pública del órgano legislativo local, busca poner freno al accionar de comerciantes que suelen usar veredas e incluso parte de la calle para exponer o vender productos ante sus negocios.

Locales de ventas de autos y establecimientos gastronómicos, especialmente de la zona céntrica, son los que más recurren a este comportamiento o modalidad tan evidente que hasta parece haberse naturalizado con el paso del tiempo.

Más aún los fines de semana en temporada de verano cuando varios bares aprovechan esquinas y bulevares para extender los espacios de atención al público sin reparar en perjuicios a peatones que deben esquivar obstáculos para seguir caminando. Similar panorama puede advertirse en invierno con cerramientos sobre aceras que además de entorpecer el paso de personas limitan la visual de los conductores de vehículos que circundan la zona.

Además de integrantes del Concejo y del municipio también se convocará para la conformación de la comisión evaluadora del uso privado de espacios públicos a representantes de los colegios de profesionales de Arquitectura e Ingeniería así como de cada una de las asociaciones vecinales que funcionan en la ciudad.

La misma estará facultada para elegir autoridades y fijar su propio reglamento de funcionamiento al tiempo que tendrá que emitir, en un plazo de 90 días que comenzará a regir a partir de su puesta en acción, un dictamen donde consten las irregularidades detectadas y sugerencias de solución a cada uno de los casos. Una vez cumplimentado ello quedará liberada a sesionar cuando lo considere conveniente.

Corregir errores

La norma surgida por un proyecto impulsado en 2017 por el edil demoprogresista Hugo Racca se sostiene, entre otros fundamentos, en la necesidad de "ordenar, corregir errores y fijar políticas con la vista puesta en la idea de que la ciudad es de todos y no de unos pocos, y menos si esos pocos la usan por interés comercial privado".

Así se resalta tras indicar que "en los últimos años se viene verificando en Casilda, algunas veces con la complacencia de las propias autoridades municipales, un uso con fines privados del espacio público, entorpeciendo la circulación de los vecinos".

En esa dirección resalta que "los casos más notables se registran lamentablemente entre algunos comerciantes que usan la vereda o calle frente a sus negocios con el fin de exhibir sus mercaderías cuya situación se da especialmente en el rubro de venta de autos, perfectamente verificable por cualquiera que recorra nuestras calles".

Y también apunta contra "los negocios gastronómicos que extienden sus espacios de atención en las veredas, obstruyendo el tránsito de las personas que muchas veces deben bajar a la calzada para continuar su camino".

En ese sentido especificó que "el problema más grave" se registra "en algunas esquinas donde los comerciantes emplazan toldos que cierren en invierno e imposibilitan la visión de los conductores de vehículos", lo que significa "un verdadero peligro para la seguridad de los automovilistas y transeúntes ya que aumenta el riesgo de accidentes".

En este contexto subraya como dato que "si nos retrotrajéramos un poco en el tiempo el caso más paradigmático de abuso del espacio público en Casilda, con la complacencia y firma de sus propias autoridades, se dio cuando en tres veranos consecutivos el bar establecido en bulevar Lisandro de la Toree y Sarmiento cerró todas las noches ésta última arteria para uso exclusivo de su explotación comercial".

Similar planteo se expresa entre los considerados de la ordenanza sobre otro bar, no menos conocido, que está sobre peatonal Sarmiento y apenas finalizada esa obra, en 1995, "cercó un espacio público para uso exclusivo de su interés comercial, situación que aún subsiste".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});