La Región

Escracharon la estatua a Monzón a 30 años de la muerte de Alicia Muñiz

Fue al cumplirse el trigésimo aniversario del homicidio de la actriz Alicia Muñiz, ahorcada por su entonces ex marido.

Jueves 15 de Febrero de 2018

Al cumplirse el trigésimo aniversario del homicidio de la actriz Alicia Muñiz, ahorcada por su entonces ex marido, el boxeador santafesino Carlos Monzón, la mesa de "Ni una menos" de la capital provincial realizó una macha hacia el monumento que inmortaliza al ex campeón mundial de boxeo en la costanera de la ciudad.

El monumento, una colosal estatua del púgil llegada desde México como donación de la Organización Mundial del Boxeo, se convirtió en la Meca de todas las mujeres que en Santa Fe reclaman contra los femicidios. De hecho, con pintura negra la palabra "femicida" fue estampada en la base de la estatua.

Si bien la muerte de Muñiz fue calificada como homicidio simple porque por entonces las normas no preveían la figura del femicidio, su trascendencia fue tal que con el tiempo se convertiría en un caso testigo y en una referencia que algunos colectivos militantes feministas consideran insoslayable.

En el país y, principalmente en la ciudad de Santa Fe, la problemática divide opiniones y enciende polémicas ardorosas entre quienes buscan separar al campeón deportivo _admirado por el mundo a raíz de sus hazañas arriba de un ring)_ y el hombre violento que mató a su mujer; y quienes argumentan que eso es imposible y, en todo caso, una complicidad.

Otras posturas señalan que Carlos Monzón cumplió su pena en la cárcel y que de ese modo pagó su deuda con la sociedad, argumento al que le contraponen que eso funciona para la ley, pero que no repone la vida de su ex mujer.

Contexto

Existen los que llaman a contextualizar el hecho tres décadas atrás y los que acusan del uso no inocente de la fama del homicida como estandarte de una lucha social. Esto es contestado por otros sectores que aceptan que sin la fama de Monzón, la muerte de Muñiz hoy no se recordaría, pero que ello permite el notorio contraste entre la debilidad de una parte y el dominio abusivo de la otra.

En Santa Fe no saben qué hacer con su campeón ni tampoco con uno de sus homicidas más célebres. El inconveniente es que ambos son la misma persona.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario