La Región

En la fábrica Dasa sigue la toma de la planta por reclamos salariales

Mientras, en Vassalli los trabajadores dieron una tregua a los reclamos por falta de pago de deudas ante la promesa de ingreso de dinero.

Martes 24 de Julio de 2018

Pese a haber recibido ayer una parte del dinero reclamado por el pago de los haberes atrasados, los trabajadores de la metalúrgica Dasa continúan adelante en Firmat con la toma de la planta fabril, cuya medida de fuerza iniciaron el viernes pasado al no haber cobrado la suma que había sido acordada semanalmente.

Se trata de dos mil pesos que se agregan a la deuda que ya mantenía la firma con el personal y que ahora ronda los 40 mil pesos por cada uno de los 14 empleados del establecimiento que exigen el pago total de sus acreencias para levantar el paro y retomar las actividades.

Al menos así lo aseguró a LaCapital el delegado gremial, Cristian Romero, en el marco de la protesta desarrollada ayer frente a la fábrica ubicada en la intersección de las rutas nacional 33 y provincial 93, y que incluyó la quema de neumáticas en medio del sonar de redoblantes que por momentos se mezclaba con el de la sirena de la industria.

Además del grupo de huelguistas también participaron de la movida representantes de la seccional local de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

"Vamos a seguir adelante con la toma de la planta hasta que nos paguen todo", advirtió Romero para luego asegurar que "hace años que los trabajadores venimos cobrando con atrasos y en cuotas tanto las quincenas como vacaciones y aguinaldo, lo que ya se tornó en una situación muy desgastante para todos".

Manejo administrativo

Asimismo cuestionó el manejo administrativo de la empresa al achacar que "en vez de hacer productos propios se dedica a realizar trabajos para otras fábricas, lo que la llevó a la crítica situación por la que atraviesa, aunque siempre echan culpa de los problemas a los gobiernos de turno".

Hace un par de años esta misma empresa firmatense fue escenario de un largo conflicto que duró 27 días hasta que finalmente se logró un acercamiento entre las partes para retomar las operaciones.

Sin embargo los trabajadores aseguran que la firma nunca logró un proceso y ritmo productivo con la vista puesta en su crecimiento y sustentabilidad.

Los empleados afirmaron que "de ser una empresa reconocida en la fabricación de silos, maquinas embolsadoras y autodescargables, entre otras herramientas, se convirtió en una industria generadora de productos para terceros", fundamentalmente destinados a la fábrica de cosechadoras Vassalli, que también atraviesa un complejo panorama. (Ver aparte)

Cambios e incertidumbre

En la decisión adoptada por los trabajadores influyó también el cambio de directorio en la metalúrgica Dasa, lo que además de causar sorpresa potenció la preocupación e incertidumbre del personal en torno al futuro de la empresa.

Aunque ya fue notificado del paro de actividades y la toma establecimiento, el Ministerio de Trabajo no había, al menos hasta ayer al mediodía, convocado a ninguna audiencia, aunque se especulaba con que lo haga en las próximas horas.

Productos propios

"Con los trabajadores que tiene podría hacer tranquilamente productos propios para poner a la venta, pero evidentemente a la empresa no le interesa salir adelante y, por esa razón, estamos en esta difícil situación", insistió Romero.

Y reiteró el delegado gremial que pese a haber cobrado ayer dos mil pesos atrasados de la deuda, los trabajadores de Dasa seguirán con la toma de la planta hasta que se les pague todo lo que les deben.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario