LA REGIÓN

En Casilda desactivaron dos fiestas clandestinas y hubo detenidos por control policial

Ni la gran cantidad de contagios de coronavirus en la ciudad hace recapacitar. Al menos las reuniones se cancelaron sin producirse incidentes.

Domingo 02 de Mayo de 2021

Fiestas clandestinas por un lado, resistencia a la autoridad en horario no permitido, una clara demostración de que no todos entienden que la pandemia por el Covid-19 es muy seria como para desafiarla, y más en una ciudad como Casilda, en la que el reporte de casos positivos es muy alto, al punto que desde el inicio se acumularon más de 3.600 contagios. En la madrugada del sábado, personal del Comando Radioeléctrico llegó a dos domicilios y desactivó las reuniones sin problemas, en cambio quienes se resistieron al control policial terminaron detenidos y con el test de alcoholemia positivo.

La primera reunión se desarrollaba en calle Pasco al 4000, donde se podía oír música a elevado volumen y luces de colores. Las unidades policiales llamaron a la puerta y siendo atendidos por el dueño le pidieron que cesara la reunión. En ese momento, comenzó a salir la gente que estaba adentro, logrando identificar a todos los presentes, que continuaron camino a sus domicilios en forma ordenada.

Lo mismo sucedió cuando la policía arribó a otro domicilio, en calle Moreno al 3200, donde se desarrollaba una reunión de similares características y con el mismo final, por lo que no hubo detenidos. Sin embargo, a los dueños de ambos domicilios se les labraron las actuaciones correspondientes por organizar fiestas no permitidas en plena vigencia del aislamiento social obligatorio y preventivo dispuesto por las autoridades provinciales por la pandemia.

Como contrapartida, un motociclista no solo intentó evadir un control policial en Bv. Ovidio Lagos y La Rioja, de la ciudad de Casilda, sino que acometió contra el personal policial, poniendo en riesgo la integridad física. Se realizó una persecución y se logró la aprehensión del motociclista.

También en Bv. Villada y Bv. Argentino un automóvil frenó bruscamente para regresar a contramano. Tras ser perseguido y alcanzado, el conductor tiró el automóvil contra la motocicleta de la policía, impactándole en la rueda delantera, lo que le hizo perder el equilibrio y caer al ripio. Tras una nueva persecución se lo detuvo, siendo identificado el conductor como un hombre de 22 años con un evidente estado de ebriedad y una botella de whisky en el interior del auto. Se le realizó el test de alcoholemia, dándole el puntaje máximo permitido, por lo que se le secuestró el auto, lo detuvieron y trasladaron a la sede policial.

El tercer hecho se dio en el mismo lugar con un automóvil con cinco ocupantes queriendo evadir el control de tránsito. Al conductor se le hizo el test de alcoholemia y arrojó 1,61 g/l, a la vez que en el interior del automóvil se hallaron botellas con bebidas alcohólicas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario