La Región

Emergencia sanitaria en Gualeguay por un brote de gastroenteritis

El Concejo de la ciudad habilitó medidas extraordinarias para paliar la situación, como compra de agua envasada y otros insumos.

Lunes 17 de Septiembre de 2018

La ciudad de Gualeguay, Entre Ríos, registra desde la semana pasada un número inusitado de casos de gastroenteritis agudas que obligó a atender más de 300 cuadros sólo en el hospital San Antonio y en los centros de atención primaria. El hecho llevó a declarar la Emergencia Sanitaria hasta fin de año.

Estudios epidemiológicos y de laboratorio pudieron establecer que la fuente de infección está asociada al consumo de agua de red. Pero el problema comenzó el 5 de septiembre y hasta hoy, a pesar de medidas que fueron tomadas y de una disminución de casos, continúan llegando pacientes a los centros de salud y al hospital.

El Concejo Deliberante determinó el inicio de una Emergencia Sanitaria aprobada por unanimidad, que regirá hasta el 31 de diciembre. Con esta herramienta, el Ejecutivo podrá agilizar los procedimientos administrativos para la compra de insumos como agua, lavandina, pastillas de cloro o medicamentos y hasta nuevos pozos de agua para atender las necesidades y requerimientos de los vecinos.

El viceintendente Mauricio Balbuena explicó los alcances de la medida adoptada y su importancia. También habló de la preocupación que hay en la sociedad de Gualeguay a pesar de que mermó la cantidad de casos con el paso de los días. "Pero no tenemos un diagnóstico preciso de qué es lo que pasó", dijo, a pesar de los estudios hechos, y agregó: "La preocupación está y la responsabilidad del Ejecutivo es encontrar cuál fue el problema". A pesar de ser parte de la gestión del actual intendente Federico Bogdan, Balbuena fue crítico. Es que en la localidad entrerriana son varios los sectores políticos y sociales que manifestaron que el accionar del Ejecutivo fue lento y que se pudieron evitar numerosos casos.

Materia fecal en el agua

Balbuena dio cuenta del proceso desde el 5 de septiembre, y agregó: "El martes, la ministra (de Salud de Entre Ríos, Sonia) Velázquez mandó una nota donde dijo que hay materia fecal en los análisis del agua. Ahí se armó el problema: si el viernes anterior se sabía y no se dijo, o si no se sabía y no se tomó la precaución necesaria. Esa es la cuestión en la ciudad. Pero las decisiones de todo las toma el Poder Ejecutivo del cual no participo. Creo que tendríamos que haber actuado rápidamente, el mismo domingo con todas las medidas y clausurar los pozos más cercanos y hoy le pediríamos a la ministra que venga con todo su equipo a colaborar".

En Gualeguay, ciudad ubicada a 180 kilómetros de Rosario, hay 25 pozos. En principio, es uno de ellos el que está contaminado, pero hay dudas de que puede haber otros más. Además, están todos conectados entre sí. Conocido el estudio realizado por Salud, se repartieron bidones de agua, pastillas de cloro y lavandina para resolver la coyuntura.

Mariela Tassistro es diputada provincial y fue viceintendenta de Gualeguay en gestiones anteriores. Contó que el barrio más afectado es el 17 de Octubre, uno de los más humildes, junto a otros. Tras destacar el accionar del Ministerio de Salud, la legisladora dijo: "El municipio estuvo en comunicación permanente y el intendente, el sábado, tenía noticias de que había bacterias en el agua. Lo que no hizo rápido fue advertir a la comunidad de que tomara precauciones lógicas de no beber el agua de red hasta llegar a una conclusión". Y agregó: "La utilización política es ocultar la verdad en función de mantener limpio el accionar del gobierno y acá hay que hacerse cargo. No obstante, hoy la situación está controlada. Los casos de consultas son cada vez menos".

E Gualeguay, hace por lo menos 25 años funcionó una toma de agua, pero luego de cerrar, hasta el momento no hubo un planteo concreto o la posibilidad de su reapertura. A pesar de esta situación, también fue criticada la falta de protocolo y de análisis en el agua de los pozos de la ciudad, un hecho que hoy, con la noticia de más de 300 casos de enfermedades causadas por el suministro, se pone de manifiesto.

Estudio

A partir de la actuación realizada por el Ministerio de Salud por parte de los equipos técnicos de las direcciones de Epidemiología y General de Primer Nivel de Atención, se reforzó la asistencia sanitaria y se efectuó un estudio de brote que permitió asociar los casos de gastroenteritis al consumo de agua de red. Puntualmente se concretó un estudio de casos y controles.

De acuerdo a los informes de laboratorio del hospital San Antonio, se detectaron bacterias enteropatógenas, que ampliaron la sospecha de un brote de enfermedad diarreica aguda cuyo origen está en la distribución del agua de red que suministra el municipio, lo cual quedó sustentado a partir de estudio de campo de 160 entrevistas a familias residentes en el barrio 17 de Octubre.

Así las cosas, habrá que ver si se realizarán estudios más profundos y cuáles serán las medidas de fondo que se adoptarán a partir de la emergencia declarada.

Informe: Diario UNO Entre Ríos

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario