LA REGIÓN

El Trébol sumará otra cinta clasificadora al sistema de reciclado de residuos

El desarrollo del sistema de tratamiento está en etapa avanzada y ya planifican la separación domiciliaria en toda la ciudad

Jueves 29 de Julio de 2021

La planta de procesamiento de residuos sólidos urbanos de El Trébol contará con una nueva cinta de clasificación que se instalará a la brevedad, según un anuncio que hizo el intendente Fernando Almada esta semana. “En coordinación y gracias a una gestión realizada a través del Ministerio de Medio Ambiente de la Provincia, incorporaremos una nueva cinta clasificadora para el tratamiento de residuos, en este caso, de los materiales húmedos”, señaló el intendente y precisó que la inversión, que será solventada por la provincia y el municipio, superará los cuatro millones de pesos.

Durante la presentación, el intendente aseguró que el proceso de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu) avanza a ritmo sostenido desde hace tiempo, pero debido a que la planta de tratamiento está alejada del radio urbano, “quizás no es un marco cotidiano con el cual el vecino se puede encontrar habitualmente. Pero el desarrollo de la misma es realmente significativo”, mensuró Almada.

“Además de la recolección, desarrollamos todos los procedimientos para el tratamiento y la disposición final de los residuos. El equipo encapsulador que incorporamos hace un tiempo impulsó un proceso que demandó tiempo de adaptación, pero ya está funcionando bien. De la mayoría de los desechos que se llevan a la planta, una parte se recicla para poder reutilizar y aquello que no es apto, va a disposición final en este encapsulado”, explicó el intendente acerca del funcionamiento de la planta.

“Todo ese tratamiento de separación se hace a través de una cinta de clasificación que trabaja exclusivamente con materiales secos. A medida que avanzamos con el proceso, llegamos a la necesidad de clasificar también los materiales húmedos y ese será el próximo paso. Entendemos que es necesario incorporar una nueva cinta para que los dos métodos no se mezclaran”, detalló.

Separación domiciliaria

“Esto implicará que la planta se amplíe, que los residuos se puedan llevar en mayor cantidad para la disposición final y, por supuesto, nos conducirá a plantear a la ciudadanía la necesidad de realizar la separación en origen”, remarcó y subrayó que “el proceso de Girsu se basa en la conciencia ciudadana, en la colaboración de los vecinos, a través de lo que es la separación en origen como primer paso necesario para que este tratamiento tenga éxito en el transcurso del tiempo”.

Almada contó además que la maquinaria existente y la nueva exigirán modificaciones de la estructura edilicia. “En eso también estamos trabajando y tenemos elaborado un proyecto de ampliación, que básicamente implica tener más superficie cubierta para protección y cobertura del equipamiento y el personal”, dijo y adelantó que es probable que esa inversión se desarrolle directamente desde el municipio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario