Pandemia

El regreso a clases se aleja a la par del aumento de casos de coronavirus

Aunque en la zona no hay casos de Covid-19, la delegada de la Región VIII de Educación no vislumbra el regreso a las aulas a corto plazo

Martes 25 de Agosto de 2020

“Existe una gran ansiedad por volver a la presencialidad, pero la situación está cada vez más complicada desde el aspecto sanitario”, dijo la delegada de la Región VIII de Educación, Marisa Iturbide, y consideró que, a pesar de que en principio se había pensado el retorno a las aulas para septiembre la idea se vio truncada por el avance de los casos de Covid-19 en todo el territorio provincial. Esta situación de aulas vacías se da incluso en los lugares donde, como la totalidad del departamento San Martín _ comprendido dentro de la Región VIII de Educación que también incluye parte de Castellanos_, no se registraron casos de la enfermedad más allá del falso positivo que se dio en Los Cardos y que fue contabilizado como confirmado por razones epidemiológicas.

A principios de agosto, desde las Unidades de Gestión Territorial se les indicó a las regionales de Educación la realización de un relevamiento en todas las escuelas. En el caso de la Región VIII esto se hizo con los establecimientos educativos.

Iturbide explicó que esta regional junto con la I, II y IX, _todas del centro norte provincial_, fueron seleccionadas para un posible retorno a la presencialidad. “Siempre se dijo que las escuelas incluidas en la cuarta categoría y dentro del ámbito rural eran las que tenían mayor posibilidad de comenzar un regreso escalonado al dictado presencial de clases. Por lo tanto, se realizó el relevamiento teniendo en cuenta una serie de parámetros como que sean escuelas dentro de poblaciones que no superen los siete mil habitantes, que los docentes sean del lugar o que no tengan que desplazarse más de 30 kilómetros para llegar al establecimiento y que no provengan de lugares donde hubo o haya casos de Covid-19”.

La delegada expresó que “teniendo en cuenta todas las variables a cumplir, el filtro es grande y entonces hay muchas escuelas que quedarán afuera de una primera etapa de vuelta a las aulas”. Aun así, los datos del relevamiento son de hace 10 días y como la situación en la provincia cambia a diario las autoridades vuelven a pensar en mayores restricciones.

Kits sanitarios

Más allá de eso, Iturbide resaltó que “el relevamiento sirvió para que el Ministerio sepa la cantidad de escuelas que estarían aptas y para las que se deben preparar los kits sanitarios que forman parte de los elementos de seguridad para docentes y alumnos. También se hizo un relevamiento de las condiciones edilicias de los establecimientos, en especial en lo que respecta al estado general de los baños y el acceso y provisión de agua que tienen que ver con cuestiones de aseo y prevención. Incluso desde la provincia se giraron fondos para reparaciones”.

La delegada resaltó que “en estos momentos el regreso a las aulas está vinculado estrictamente a la cuestión sanitaria” y destacó que “desde lo pedagógico estamos interesados y dedicados a ver cómo están hoy los vínculos, el tema aprendizaje, el contenido y la enseñanza porque después de tantos meses, si bien en un principio se arrancó con mucha fuerza a través del tiempo todo se fue debilitando, no solo en la provincia, sino además a nivel nacional”.

“Nos encontramos con una realidad a la que no escapa esta regional que muestra que los vínculos se debilitaron o entrecortaron. Al principio las respuestas eran diarias y con el tiempo se fueron perdiendo y tenemos que tender a sostener los vínculos mientras la cuestión sanitaria nos impida volver a las aulas”.

Sobre posibles estimaciones de tiempo y cronogramas dijo que no hay comunicación oficial que nos indique cuándo podremos volver. “Existe una gran ansiedad de volver a la presencialidad pero al no depender de una cuestión pedagógica, sino de una coyuntura epidemiológica, no es prudente hablar de fechas concretas más allá de las hipótesis”.

Contenidos y evaluaciones

En cuanto a la carga de contenidos que, a través de la virtualidad se pudo brindar al alumnado, la delegada resaltó que en todo este tiempo “se aprendió de otra manera y siempre dependiendo de las condiciones de conectividad, cercanía o responsabilidad de los alumnos. La preocupación del Ministerio y de los docentes es que se deberán recuperar algunos contenidos que son prioritarios y básicas para poder promocionar a los alumnos a los niveles siguientes en su aprendizaje”.

Iturbide expresó que “no se está evaluando a través de un número o una calificación, pero sí el logro de competencias, de acreditar conocimientos y aprendizajes que se dan sin necesidad de tomar pruebas y se hace hincapié en delimitar los contenidos prioritarios para que el alumno acceda a una instancia superior. Son contenidos transversales como la resolución de problemas o la interpretación de texto, por ejemplo, que se trabajarán en forma intensiva desde todas las materias, para poder darle a los alumnos el andamiaje necesario para que puedan recuperar los otros contenidos el año que viene”.

“Tenemos que darle importancia a aquellos contenidos que los preparen para todas las áreas de conocimiento, para que los chicos hagan asociaciones y aprendan en forma interdisciplinaria sin estar encerrados en contenidos puntuales sino con una mirada más abarcativa. Es una forma de trabajo diferente y que requiere de mayor organización y selección cuidadosa de los contenidos que se den”.

Virtualidad

La tecnología se convirtió en un factor común y necesario para la transmisión de contenidos dentro de la pandemia y exigió a alumnos y docentes una rápida adaptación al mundo virtual. Iturbide concluyó en que “la capacitación a través de la virtualidad es también una materia pendiente para muchos docentes. En principio tuvimos que adaptarnos de la noche a la mañana, pero con el paso del tiempo le estamos encontrando el lado positivo y es un recurso muy importante que una escuela moderna no puede dejar de lado”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario