La Región

El jefe policial acusado por violación seguirá preso en Venado

El uniformado fue imputado en el marco de una audiencia desarrollada ayer al mediodía en Rufino.

Sábado 21 de Diciembre de 2019

El jefe de la comisaría de Sancti Spiritu, Miguel Bortolozzi, quien fue detenido tras ser acusado de haber cometido una serie de delitos contra la integridad sexual de dos menores, entre otros ilícitos, fue imputado en el marco de una audiencia desarrollada ayer al mediodía en Rufino.

   En ese encuentro se le achacó al incriminado ser autor de los delitos de abuso sexual doblemente agravante, dos hechos de corrupción de menores en concurso ideal y abuso con acceso carnal en uno de ellos, todo en concurso real y en calidad de autor.

   Si bien inicialmente, como dio cuenta ayer La Capital estaba previsto también desarrollarse la audiencia cautelar, finalmente fue fijada, por pedido de la defensa, para el próximo lunes, donde se espera que se disponga su prisión preventiva para que siga detenido mientras se avanza con el proceso.

Disponibilidad   

El oficial, contra quien se abrirá el paso administrativo correspondiente para su pase a disponibilidad, permanecerá por el momento detenido en la comisaría 2º de Venado Tuerto desde donde ayer fue trasladado hacia Rufino para su imputación, cuya audiencia fue presidida por la jueza de la Investigación Penal PreparatoriA (IPP), Lorena Garini.

   En tanto la defensa del imputado fue representada por Pablo Domínguez, del Servicio Público Provincial de Defensa Penal.

   El incriminado fue arrestado durante la tarde del miércoles tras participar de una reunión policial en Venado Tuerto. La medida ordenada por el fiscal rufinense, Mauricio Clavero, sobrevino ante la gravedad de las acusaciones en su contra y tras llevar adelante las consultas pertinentes de rigor con el equipo interdisciplinario judicial de la Fiscalía.

   Los delitos que se le atribuyen fueron cometidos en el seno intrafamiliar, lo que agrava la situación del policía y adquiere ribetes escandalosos en la pequeña comunidad de Sancti Spíritu, donde viven unos cuatro mil habitantes, y la región, al tratarse de un servidor público que debiera velar por la seguridad de la comunidad.

Precaución

Según el fiscal Clavero “la presunta peligrosidad del imputado y el resguardo de las víctimas fue la que nos llevó a tomar esta determinación”, dijo y agregó que “se tomaron esas medidas en virtud de la posible comisión de un delito grave”.

   Al parecer, y de acuerdo a la pesquisa, no se descarta la posibilidad de que el imputado haya cometido hechos similares fuera del entorno familiar, aunque esa hipótesis aún es materia de investigación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario