La Región

El intendente de Rufino denunció persecución del socialismo y el justicialismo

El jefe comunal y su esposa van a juicio oral acusado de cometer cuatro delitos en una licitación.

Sábado 16 de Noviembre de 2019

El intendente de Rufino, Abel Natalio Lattanzi, dijo que la acusación que pesa sobre su persona y su esposa Marisol Raspo es una cuestión política y que la elevación a juicio de la "causa de la piedra" dictaminada por la jueza Lorena Garini no se ajusta a la verdad. Acusó al peronismo y al socialismo y sus aliados de complotar contra su figura. No descartó pedir apoyo a la población y dijo que si no fuera por el sostén electoral del 62 por ciento de los votos "me hubiera ido a la mierda del municipio".

Como consignó este diario días atrás, se registró un hecho histórico para Rufino, e incluso para la provincia, ya que se llevó a cabo la primera audiencia preliminar contra el intendente de esa ciudad y su esposa, quienes fueron imputados por el fiscal, Mauricio Clavero, de cometer cuatro delitos cometidos cuando la Intendencia llamó a licitación pública para el traslado de piedra por un monto superior a los tres millones de pesos y el mandatario macrista se presentó con una empresa familiar que pertenecía a su esposa. La jueza Garini, cumplido el plazo de los cinco días hábiles, dictaminó que se eleve a juicio oral y público el pedido de Clavero.

Garini firmó la resolución por la que envía a juicio oral y público a Lattanzi y a su esposa. Será el primer intendente en funciones que enfrenta este proceso bajo el nuevo sistema judicial santafesino. Habrá que esperar cinco días hábiles para saber si la resolución es apelada por Lattanzi, cuestión que se descuenta ya que el mandatario sostiene a capa y espada su inocencia.

Según dijo Lattanzi a FM Uno de Sancti Spiritu, "me quieren seguir buscando la vuelta con animosidad, no hay delito, es político el tema. Quieren echar por tierra la imagen de mi persona. Laburo desde los 6 años y mi cultura es la cultura del trabajo, en mi cabeza no existe la malicia". Agregó que "esto es una cuestión política, por suerte la gente que me respaldó con más del 60 por ciento de los votos no solo apoyó la gestión, también mi imagen que no oculta nada".

Tampoco descartó llamar a que la gente lo apoye y remarcó que el fiscal "tiene animosidad hacia mi persona desde la época en que estuvo en política por el justicialismo. Hay una sobreactuación del fiscal Clavero, que fue quien compitió conmigo en las elecciones de 2011. Hay una intencionalidad mediática y política para denigrarme".

"Acá hay un prejuzgamiento en la pública por la mediatización ya que la ley dice que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Salgo en LaCapital todos los días con cosas negativas", dijo el mandatario municipal y agregó que "este fiscal mediatizó todo porque viene de la política. A eso hay que agregarle el peso mediático duplicado sobre mi persona porque soy intendente".

Ofuscado, resaltó que "en la política usan todo, y lo están usando en contra mío, el peronismo y el socialismo en su conjunto, con todo lo que tiene adentro. Yo estoy solo en este mundo político, no me defiende Macri, ni el gobernador, ningún diputado. Estoy solo y me defiendo como puedo. Están todos en mi contra".

Sobre Clavero dijo que "ya elevaron el expediente del fiscal para designarlo juez, pero él no quiere ir a Melincué, quiere ir a Venado Tuerto. Alguien está interesado en que vaya a Venado para que zafe de algunas causas políticas o denuncias de violencia de género que tienen otros políticos".

Acusó a un político del sur santafesino de influir en favor de Clavero para que sea juez en Venado Tuerto porque beneficiaría a esa persona, que tiene causas graves. Nunca nombró a nadie pero sí remarcó que es "la corporación de socialistas y aliados, más peronistas".

"Siento un gran agravio. Como una vez me dijo alguien, si querés tirarle la honra a los perros dedicate a la política. Empecé a tener problemas cuando me dediqué a la política". No obstante aclaró: "Vine a la política para hacer transformaciones importantes y la gente se dio cuenta que había cosas que se podían hacer. Voy a usar todas las herramientas que tenga y también voy a apelar al acompañamiento de la comunidad si hace falta".

Lattanzi resaltó que "estoy contento con las cosas que están pasando en Rufino y que podemos hacer, pero por lo visto hay que ser un hijo de puta o un delincuente para que te valoren de otra manera. El dolor es profundo, cuando me sientan en un lugar y me dicen que soy un delincuente, es muy injusto".

En tono dramático y al borde del llanto, dijo: "Tengo que contar hasta mil cada mañana y tengo la responsabilidad de los próximos cuatro años. Si no fuera así ya me hubiera ido a la mierda. Veo que no van a parar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS