La Región

El hospital de Casilda le reclama al Pami una deuda millonaria

El monto se acumula desde hace dos años. No descartan iniciar acciones legales. Entre todas las obras sociales le deben más de $ 6 millones.

Jueves 08 de Agosto de 2019

El Hospital San Carlos de Casilda reclama al Pami una suma millonaria que le adeuda desde hace casi dos años y no logra cobrar pese a los insistentes intentos en busca de respuestas que sigue esperando.

Así lo aseguró ayer a La Capital el representante de la comunidad en el Consejo Asesor de la institución hospitalaria casildense, Tomas Morales, quien además no descartó la posibilidad de iniciar acciones legales.

Aunque el efector público local no es prestador directo de la obra social de los jubilados y pensionados nacionales, puede facturar la atención médica asistencial a sus afiliados al ser un establecimiento sanitario de autogestión.

A valores históricos la deuda supera los 3.5 millones de pesos, lo que sumado a la demora en los pagos de otras obras sociales con las que también debe lidiar para cobrar trepa a más de 6 millones de pesos, lo cual agrava aún más la situación.

De percibir ese monto tendría un respaldo económico para no soportar sobresaltos a la hora de afrontar necesidades que actualmente cubre a través de recursos propios que genera a instancias de diferentes actividades.

Si bien al formar parte del sistema de salud público provincial el hospital local recibe recursos del Estado para funcionar, también tiene chances de compensar parte de sus gastos con el ingreso de liquidaciones por coberturas realizadas a pacientes casildenses y de la región que cuentan con obra social o prepagas.

Sin embargo, la falta de pago que se viene registrando desde hace tiempo, especialmente por parte de Pami que adeuda facturaciones desde octubre de 2017, limita el flujo de recupero que asegurado cuando el sistema de autogestión funcionaba sin mayores dificultados al percibirse normalmente los pagos.

El panorama es aún más preocupante al inscribirse en un marco de crisis donde la atención de pacientes creció, entre otros factores, al quedar muchas familias sin cobertura de salud, lo que impone gestionar refuerzos de partidas presupuestarias para cubrir la demanda, algo que se hace cada vez más difícil.

Más aun, al haber caído significativamente el aporte de obras sociales de pacientes que optan por la salud pública y cuyos pagos se hacen con atrasos o sencillamente no ingresan como es el caso de Pami que no cumple con tal obligación desde octubre de 2017, según precisó Morales.

"No es justo que tengamos que estar pasando esta situación", consideró para luego precisar que lo adeudado por las obras sociales es de 6.177.767,69 pesos de los cuales "la mayor parte es de Pami cuya suma es de exactamente 3.522.962,10 pesos".

En la actualidad el hospital atiende muchos jubilados de esa obra social "y lo seguirá haciendo más allá de la deuda, porque es un efector público, pero creemos que es una falta de respeto e un acto de insensibilidad que Pami haya dejado de efectuar pagos desde hace casi dos años. Cobrar la deuda —evaluó— sería un gran alivio para las arcas de la institución que afronta el pago de algunas sueldos de empleados que no pertenecen a planta permanente, insumos, personal de seguridad nocturna y mantenimiento del edificio, entre otras cuestiones".

Asimismo, dijo que "la provincia no está cubriendo el pago de reemplazos de personal, lo que se termina absorbiendo con recursos que debe generar el hospital como también sucede con otras necesidades que no pueden esperar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario