La Región

El hombre que embistió y mató a una niña estará en prisión por 90 días

Se lo imputó por homicidio culposo con agravantes y se le dictó preventiva por 3 meses. Entre otras cosas, tenía el carné vencido.

Viernes 18 de Enero de 2019

Manuel Avalos, el hombre de 42 años que atropelló y mató a una niña de 12 años en Capitán Bermúdez, quedó en prisión preventiva por 90 días imputado del delito de homicidio culposo, agravado por conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria. El hombre permanecerá en prisión hasta al 17 de abril mientras continúa la investigación sobre el hecho ocurrido el lunes pasado, a las 20.45, en la esquina de Chacabuco y Güemes de esa ciudad. Entre otros elementos acusatorios, pudo comprobarse que circulaba a mayor velocidad que la permitida, que realizó maniobras inapropiadas y que tenía el carné de conducir vencido.


La imputación hecha por el fiscal de San Lorenzo Aquiles Balbis fue aceptada por la jueza de la Instrucción Penal Preparatoria Marisol Usandizaga durante la audiencia celebrada ayer en los tribunales de San Lorenzo. Allí se ventilaron algunos detalles del siniestro, como que Avalos circulaba con su esposa y su hija de 15 años, que mantenía una discusión mientras manejaba y que de ello habría resultado su conducción temeraria. También se corroboró que el hombre fue interceptado a varias cuadras del lugar del hecho por personal municipal, aunque el delito de abandono de persona es discutido.

Mientras tanto, familiares de la víctima cargan contra las autoridades locales por el estado de abandono de las calles en las que sucedió el hecho, que carecen de iluminación y cuyas condiciones de infraestructura dejan mucho que desear, un elemento que también podría ser tomado por la defensa a la hora de solicitar atenuantes.

El hecho

Tal cual lo publicó LaCapital en su edición del miércoles, Irupé Giuliana Celis López caminaba por Güemes y Chacabuco cuando un automóvil Chrysler Neon la embistió y le quitó la vida. La cabeza de la niña impactó contra el parabrisas del automóvil del lado del conductor, y su cuerpo quedó tendido sobre la acera, contra la que también se golpeó con fuerza. La víctima sufrió politraumatismos y fue trasladada por el Sies hacia el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, donde falleció.

De la investigación del caso se hizo cargo en un principio el fiscal de San Lorenzo Maximiliano Nicosia Herrero, quien ordenó al Gabinete Criminalístico de Policía de Investigaciones la toma de testimonios a testigos, pericias fotográficas y de planimetría. El automóvil implicado en el siniestro también quedó secuestrado. Conservaba el parabrisas astillado, marca del golpe que sufrió la pequeña.

Pero la imputación quedó luego en manos de Aquiles Balbis, quien luego de la audiencia hizo declaraciones públicas en las que aclaro que, sin bien la mecánica del hecho sigue siendo materia de investigación, "se puede decir que el conductor circulaba a velocidad mayor que la permitida para este tipo de calles (Ayacucho es una arteria interna y de ripio), que realizó maniobras temerarias, que frenaba el vehículo y volvía a arrancar, de modo que al llegar a la esquina de Güemes atropelló a la víctima".

Con respecto al presunto intento de fuga, el funcionario judicial admitió que "es materia de debate. El MPA tiene elementos para sostener que el imputado no se quedó en el lugar de los hechos a fines de brindar asistencia a la víctima, ellos (por la defensa) tienen una posición diferente, por cuanto los elementos son contradictorios. Había otras personas que asistieron a la niña, pero la figura ensayada de homicidio ocasionado por conducción imprudente prevé como agravante el hecho de haberse retirado del lugar sin asistir a la víctima".

Balbis reprodujo lo declarado por el imputado en el sentido de que viajaba con su hija de 15 años y con su esposa, con quien mantenía en el momento del hecho una fuerte discusión. Y en cuanto al lugar donde fue alcanzado, no quiso dar una distancia exacta, aunque se calcula que fue "a unas cinco o seis cuadras del lugar del hecho. Personal municipal que se encontraba cerca del lugar fue anoticiado por los vecinos, quienes dieron cuenta de lo ocurrido, y le dieron alcance", señaló.

El fiscal no precisó dónde purgará Avalos la prisión preventiva. "Esto es algo que escapa a nuestras facultades y al tribunal, y dependerá de la disponibilidad del Ministerio de Seguridad de la provincia", aclaró.

Mientras tanto, se esperan los resultados finales de los exámenes de alcoholemia y alcoholuria, aunque se sabe que el hombre se ofreció voluntariamente, sin ejercer ninguna resistencia, a realizarse los test.

La bronca

Los familiares de Irupé quieren Justicia por lo ocurrido, pero también hacen hincapié en la postergación que sufre el barrio Villa Cassini en materia de infraestructura y servicios, opinión que es compartida por los vecinos.

Isabel Zapata, una tía de la niña por parte materna, resumió a LaCapital el sentimiento generalizado: "No voy a defender al muchacho, pero sabemos que paró, que se agarró la cabeza cuando vio lo que había pasado, y que cuando vio que los vecinos se le venían encima para lincharlo disparó hacia la comisaría segunda, aunque lo agarraron antes, en la rotonda de Cayetano Rico. Pero él quería presentarse y decir que se sentía culpable. Esa es una verdad que tiene que saberse", dijo.

Pero inmediatamente la mujer arremetió contra las autoridades, sobre todo las municipales: "Aquí no hay luz en ninguna cuadra, tenemos que comprar nosotros los focos, aquí en Villa Cassini estamos todos igual, es una vergüenza que el intendente no dé la cara para decir por qué no compra los focos. Pagamos los impuestos y los servicios, pero nos discriminan, benefician a otros barrios donde juntan votos. Tenemos que tapar los pozos de la calle con escombros porque nadie viene a arreglarla, aquí no sacan la basura y se acumulan las bolsas. Somos gente trabajadora, pero ahora, sin luz, tenemos que armarnos para que no nos roben. Tenemos robos que hasta fueron filmados. Lo que le pasó a Irupé le pudo haber pasado a cualquiera. Que recorran las calles de Villa Cassini a la noche para ver cómo es, porque esto es una boca de lobo. Es una vergüenza cómo estamos viviendo en Capitán Bermúdez", se despachó la mujer.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});