La Región

"El haber hallado una fosa permite suponer que hay otras más"

Juan Nóbile, integrante del Equipo Argentino de Antropología Forense (Eaaf), describió los desafíos que presenta el terreno y las bases científicas para establecer las zonas de búsqueda.

Domingo 28 de Enero de 2018

Juan Nóbile es miembro del Equipo Argentino de Antropología Forense (Eaaf) y es quien dirige la búsqueda en el Campo Militar San Pedro. En diálogo con La Capital recordó que "venimos investigando este campo desde 2010, cuando en una prospección bastante minuciosa hallamos una fosa con ocho cuerpos, y después se siguió trabajando hasta 2011 buscando otras posibles fosas".

La pesquisa se agotó en ese momento a la espera de nuevas pistas, las cuales surgieron a partir de 2014 con el aporte de organismos de derechos humanos y también nuevos testimonios, para explorar nuevos lugares dentro del predio.

"Este es un campo muy grande, muy complejo también de explorar ya fue de entrenamiento militar, pero el hecho que se haya encontrado una fosa nos permite presuponer que hay otras", indicó el investigador.

Detalló que "estamos excavando nuevos lugares que no habían sido explorados, con la metodología tradicional que desarrollamos: en este caso se denunció un sector de aproximadamente una hectárea y otro similar de unos 80 metros por lado, en donde vamos a utilizar directamente estrategias de visualización del subsuelo directamente haciendo trincheras que cubran el área".

"Lo que buscamos son rasgos en superficie que nos permitan presuponer que son formados por una acción humana. Cuando se hace un pozo y eso después ese compacta y se hunde queda una pequeña depresión. Vamos buscando estos rasgos y tomando muestras del subsuelo sin mezclar la tierra y eso nos permite ver el perfil directamente", explicó. Pero advirtió que "en este campo hay muchos rasgos de estas características porque fue utilizado para entrenamiento militar y hay pozos de zorro, trincheras, etcétera".

Lugares señalados

Los lugares seleccionados para excavar fueron señalados por "gente del lugar que de alguna manera recorría permanentemente los campos; cuando no había actividad militar eran usados para pescar y cazar, y hay gente que vio distintas actividades que les llamó la atención o dicen haber visto ropas o elementos que no correspondían al lugar", añadió Nóbile.

Entre los testigos está un peón que fuera cuidador de este campo que señaló que muchas veces se dieron este tipo de acciones. Además, "hay un lugar nuevo que no fue explorado anteriormente y hay un testigo directo, son todos elementos que ameritan hacer una prospección", alentó el investigador.

Los trabajos comenzaron hace diez días, y se extenderán por unos dos meses, aunque si se tienen resultados positivos la exploración se prolongará en el tiempo, diagramándose nuevas estrategias de excavación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario