La Región

El caso de la adolescente abusada intranquiliza a los padres en Firmat

Están preocupados por el caso, sobre todo quienes tienen hijas jóvenes, y quieren resultados. Habló el intendente y el fiscal dio detalles de la investigación

Sábado 05 de Enero de 2019

Aunque recién trascurrieron pocos días de sucedido el conmocionante caso de la chica de 16 años golpeada y violada en Firmat, crece la preocupación, intranquilidad e incertidumbre social al no surgir detenciones ni indicios que alienten la posibilidad de estar cerca del esclarecimiento del episodio. Y esa situación no sólo potencia la sensación de vacío, sino que atemoriza, especialmente a padres y madres cuyas hijas suelen salir en grupos de amigas para divertirse.

   Todo indica que el episodio seguirá poniendo en vilo a la comunidad al menos mientras no surjan resultados en la faz Judicial que traigan calma al estado de desasosiego que reina en la sociedad firmante y que se refleja en mensajes en las redes sociales, más allá de que aún no se hayan realizado ninguna movilización.

   El intendente Leonel Maximino no ignora la situación al punto que se reunió con el jefe de la Unidad Regional VIII de Melincué, Lino Segretín, para reforzar este fin de semana los dispositivos de patrullaje y prevención.

   El mandatario local reconoció que "inquieta" a los vecinos que todavía no haya ningún persona identificada, aunque valoró y destacó "el buen trabajo" que está llevando adelante el fiscal de la causa, Horacio Puyrredón.

   "Lo concreto es que lamentablemente el hecho ocurrió y estamos consternados; lo demás es una gran incógnita", sintetizó Maximino, y recordó que el municipio colabora con los requerimientos de la Justicia, además de acompañar "desde el primer momento" a la familia de la víctima.

Líneas de investigación

En tanto, el fiscal dijo ayer a La Capital que hay "varias líneas de investigación" para intentar esclarecer el caso, aunque admitió que es "complejo". Sobre la intranquilidad que genera el hecho en el seno de la comunidad, dijo que su función no es la seguridad, sino investigar "un delito que ya ocurrió" y procurar su resolución.

   En esa línea, destacó algunas medidas que acaba de profundizar y otras que instrumentó recientemente."Estamos repasando las cámaras de seguridad que ya vimos y relevando otras en distintos puntos de la ciudad", explicó, ante la expectativa de que pueda surgir alguna imagen que ayuda al avance de la investigación, lo cual aún no sucedió.

   Para tal lectura y evaluación se vale de los datos que pudo aportar la víctima sobre los delincuentes como el vehículo con el que se movilizaban y a la que subieron contra su voluntad. La víctima apuntó, entre otras características, que uno de sus atacantes, ambos mayores de edad, era "canoso" y el otro "morocho". Y a ello se sumó para la búsqueda el dato de que se habrían trasladado a bordo de un auto Renault Megane II color gris con vidrios polarizados.

Escasos elementos

Aunque se supone que la violación se produjo en un descampado cercano a una zona de casas quinta "la víctima no pudo precisar dónde sucedió", aclaró el fiscal. Y explicó que el peritaje de las cámaras de seguridad que todavía no arrojó resultados, "excepto una imagen en que se la ve (a ella) caminando sola por un lugar que en su declaración no menciona".

   Puyrredón se valió del "relato" de la menor para definir su trabajo, ya que "es el hilo del que hay que tirar para desarrollar la investigación y buscar", aunque admitió que "tenemos muy poco y todo es muy confuso y endeble".

   Además de hurguetear en las cámaras de videovigilancia públicas y privadas, sobre todo las instaladas en el trayecto que habrían realizado los abusadores, también apuntó su mirada a las antenas de telefonía celular para verificar "el impacto o registro" de comunicaciones vía internet efectuados o recibidas por la víctima, así como, de ser posible, rastrear la zona en la que se desplazó en el lapso en que se produjo el episodio.

   El fiscal comentó que también estuvo el último jueves en Firmat encabezando otras acciones que tampoco arrojaron resultados positivos. La alerta de que en el hospital de Firmat había ingresado un paciente que podría ser uno de los sospechosos quedó descartada al constatar que había sido atendido por una picadura de un insecto en un testículo y "no guardaba ninguna relación con las personas" vinculadas al hecho investigado.

   Y lo mismo sucedió con el dato aportado por otra persona a través de un audio donde habría manifestado haber visto en una avenida a sujetos parecidos a los buscados pero tampoco tuvo asidero.

   "Estamos tratando de reconstruir lo sucedido con datos muy endebles", explicó Puyrredón, quien ante la respuesta de "tranquilidad" que reclama la sociedad dijo que "no podemos darla nosotros, sino otros organismos de la comunidad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});