Elecciones 2019

El candidato que perdió contra los votos en blanco

Fue sin contrincantes, ganó pero no pudo contra el "adversario fantasma". Las lucubraciones frente al curioso fenómeno electoral.

Miércoles 19 de Junio de 2019

Los Molinos, localidad del departamento Caseros ubicada a 70 kilómetros de Rosario, sorprendió con una curiosidad electoral de las que las autoridades entrantes deberán tomar nota: El reelecto jefe comunal del FPCyS, Pablo Grgicevic, quien no tuvo adversario, se vio, como ya había sucedido en las primarias, superado por los votos en blanco que sumaron 575 contra los 523 que logró cosechar. Y la ventaja es aún mayor si se suman los 135 anulados que hicieron aún más evidente la magra cosecha de votos positivos a su favor.

El dirigente del Frente Progresista tiene 45 años y asumió su cargo por el voto popular en 2017 cuando tampoco se presentaron listas opositoras a la coalición que lo tuvo como candidato, y que viene cosechando triunfos desde hace más de dos décadas.

En 2015 la alianza que encabeza el socialismo había vencido al Frente Para la Victoria (FPV) por un amplio margen de la mano del por entonces mandatario local Martín Cacciarelli, secundado por Grgicevic, quien en el periodo anterior se desempeño como tesorero.

Al debutar como candidato de la fuerza política de la que forma parte no tuvo adversarios y le ocurrió lo mismo en esta contienda comicial donde resultó reelecto. La diferencia fue que en la anterior oportunidad al menos reunió más votos a favor que los computados como blancos en las elecciones del último domingo.

Igual que en las Paso

Al igual que en las Paso de abril, el actual mandatario local no pudo vencer ese escollo convertido en una suerte de adversario fantasma que parece expresar algo más que un dato llamativo del escrutinio.

Y claro que si de especulaciones se trata resulta desafiante buscar explicaciones sobre qué intentó manifestar la comunidad molinense al echar mano mayoritariamente a esta opción susceptible de diversas interpretaciones. ¿Fue un voto castigo al gobierno local o descontento por la falta de alternativas políticas dentro del menú electoral? Tal vez esa podría ser la pregunta lógica de formular ante un comportamiento social que luce indescifrable. Más aún cuando, de existir descontento en torno a la actual gestión comunal, no surgieron alternativas políticas que ofrezcan un proyecto superador al encarnado por el titular de la comisión comunal.

El hecho de que un alto porcentaje de los electores haya preferido dejar la boleta en blanco en vez de acompañar a la conducción comunal parece ser una alerta no sólo para el partido gobernante sino para el resto de los actores políticos locales que no asumen el compromiso de generar alternativas para ponerlas a consideración de los vecinos.

Su interpretación

Al dialogar con LaCapital, Grgicevic evaluó la posibilidad de que haya influido para el voto en blanco el descontento por "la crítica situación económica y una serie de hechos de inseguridad que generaron preocupación, pese a que no es nuestra responsabilidad y además fueron esclarecidos".

Asimismo, sostuvo que "históricamente en Los Molinos la cantidad de votos en blanco es de unos 250. En este caso se sumaron los provenientes de un sector de la sociedad identificado con otra línea política".

No obstante admitió que debió "tomar medidas que pueden haber generado cierto malestar pero debía hacerlo". Y en ese sentido dijo que "el hecho de no tener oposición permite avanzar en acciones que pueden causar disconformidad pero son avaladas por la comisión comunal pensando en el bien de la comunidad". Dijo que "lo conveniente sería que la oposición se organice y se presente a elecciones".

Aseguró que seguirá adelante con su perfil de gestión en la concreción de "proyectos" tendientes a mejorar la calidad de vida como obras de "cordón cunera y para el transito pesado".

Gustavo Orellano

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario