La Región

El allanamiento a la casa de la supuesta abortera, eje de la jornada

El allanamiento a la vivienda de la supuesta abortera Mirta Ruñisky, fue en el cruce de la ruta 11 y Solís, en Timbúes.

Viernes 29 de Marzo de 2019

Durante el juicio por la desaparición de Paula Perassi, la tarde de ayer tuvo su punto más alto cuando se puso el acento en el allanamiento a la vivienda de la supuesta abortera Mirta Ruñisky, en el cruce de la ruta 11 y Solís, en Timbúes. En ese marco fue interrogada la subcomisaria Mariana Esther Olvieri, quien confirmó las tareas realizadas.

Así confirmó que en la vivienda secuestraron "teléfonos, medicamentos, agujas, jeringas, tensiómetros, pastillas abortivas, una computadora y una libreta con anotaciones. Había gran cantidad de medicamentos, de distinta clase, y las pastillas abortivas Oxaprost".

El fiscal le pidió especificaciones sobre ese punto y tras mostrarle una bolsa con el secuestro la testigo amplió: "Todo fue encontrado en un frasco negro de una crema marca Galápagos. Y fue examinado por el médico de Asuntos Internos. La marca era Oxaprost 75 miligramos del laboratorio Beta. Una caja con 12 pastillas". Ante ello el defensor Angelo Rossini cuestionó la incorporación de esa prueba porque la bolsa no estaba rotulada y no se controló la cadena de custodia. Pero el Tribunal rechazó el planteo.

Más adelante, la subcomisaria Olvieri describió que al momento de ese allanamiento en la casa estaban los testigos, Ruñisky y algunos de sus hijos. "La mujer argumentó que guardaba esa medicación porque tenía un hijo discapacitado. Por distintos medios también nos llegó que era oriunda de otra provincia, donde manejaba prostíbulos. Mientras estábamos ahí, como para amedrentarnos, nos dijo que tenía conexiones políticas. Tal vez pensó que así frenaría el operativo", refirió la suboficial.

Todas las actas elaboradas, secuestros y documentación que se sumaron al debate a través de la testigo fueron incorporadas como prueba a pedido de la Fiscalía. Luego la mujer fue interrogada por la defensa.

Enrique Sirio, abogado de Strumia y su esposa, le preguntó si se acordaba la fecha del allanamiento, y tras exhibirle el acta la policía confirmó que fue "el 1º de octubre de 2014 a las 9.45". También le pidió que ratificara el número de pastillas de Oxaprost incautadas y la marca del recipiente donde fueron halladas. Y le requirió que dijera de qué fuentes estableció la alegada relación de Ruñisky con prostíbulos y en qué provincia. Pero Olivieri dijo no acordarse.

Rossini, en tanto, le preguntó si en su informe sobre Ruñisky había encontrado vínculos entre su clienta y Strumia, y entre Ruñisky y Michl. La testigo respondió que "no". Luego le preguntó por qué se refirió a las pastillas de Oxaprost como "abortivas" y si sabía que tenían otros usos. Y Olivieri respondió que las identificó así porque el médico policial se lo había referido.

Ariana Rearte y Pablo Morosano, defensores de Antonio Darío Díaz (empleado de Strumia), pidieron a la testigo que indique el resultado de un allanamiento con perros donde se buscaban indicios de Paula en la casa de su cliente y Olivieri dijo: "Negativo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});