La Región

El acusado de matar al médico intentó desviar la investigación con un mensaje

Lo hizo a través de su cuenta de Facebook mientras su amigo era buscado intensamente. Es el único detenido y será indagado el lunes.

Sábado 28 de Diciembre de 2019

“No soy amante de las redes sociales y realmente no estoy equivocado. Parte de la sociedad y el pobre periodismo que tenemos, las usan sin pensar en el daño que pueden causar a personas o familias, dando nombres, apellidos... realmente unas miserias humanas”, escribió el 22 de diciembre en su muro de Facebook, Gerardo Gette, el único detenido e imputado por el asesinato del ginecólogo Daniel Casermeiro, ocurrido en Luxardo, al oeste del departamento cordobés de San Justo, cerca del límite con Santa Fe.

   En la mañana de ese día, el tercero de búsqueda del galeno, los investigadores encontraron el auto de Casermeiro en un maizal sin signos de violencia y con una importante suma de dinero, joyas y lingotes de oro en el baúl. Al atardecer allanaron la casa de Gette sin que trasciendan los resultados. A las 23.33 el acusado hizo la publicación en la red social en la que atacó a la prensa, se solidarizó con los familiares y se definió como amigo del médico: “hoy estamos pasando una situación desesperante con la desaparición de mi amigo el Doc Casermeiro... A raíz de eso se realizan allanamientos, testimoniales, lo cual me parece perfecto de parte de la policía y la Justicia que hacen su trabajo. Pero es realmente triste para su familia y amigos, la falta de seriedad de todos estos informantes de cuarta que se pelean por dar malas noticias. Hay que usar leyes penales para estos irresponsables”, completó en su texto.

   El hombre, de 51 años, fue detenido en la madrugada de ayer y luego imputado. Se le atribuye el homicidio de Casermeiro, quien fue encontrado por un vecino en la zona rural de Luxardo, luego de permanecer una semana desaparecido. Fue ejecutado de un tiro en la nuca “a traición” y en un acto de “cobardía”, dijo ayer el fiscal de Instrucción de San Francisco, Bernardo Alberione, en una breve conferencia de prensa realizada en los Tribunales de la ciudad del este cordobés. El agente judicial evitó abundar en detalles hasta tanto se formalice la defensa del detenido y sea sometido a declaración indagatoria.

   “La muerte fue por un disparo de arma de fuego, a traición porque es una bala que entra por la nuca, es un hecho grave”, se limitó a aclarar el fiscal y confirmó que el detenido era “una persona conocida” del médico de 61 años, que está entre “las últimas que lo vieron con vida” y que será indagado el próximo lunes acusado de homicidio calificado, agravado por alevosía.

   Si bien no quiso dar detalles al respecto para no vulnerar el derecho de defensa del sospechoso, el fiscal consideró que el ataque fue “una cuestión de cobardía” porque al ser “muerto por la espalda (el médico) no pudo defenderse”. Sobre el móvil del crimen, el representante del Ministerio Público Fiscal dijo que no descarta aún ninguna hipótesis: “Puede haber sido un móvil económico, como muchos otros. Esto recién empieza”.

   El fiscal detalló que el cuerpo de Casermeiro fue hallado por una persona de manera “casual”, aunque la zona donde fue encontrado, un maizal cercano a la localidad de Luxardo, estaba dentro del área a rastrillar por la policía que llevó a cabo el operativo de búsqueda. Al respecto, el jefe de la pesquisa detalló que se llevaron adelante “siete días de búsqueda”, que trabajaron “70 efectivos” y que se recorrieron “195 kilómetros cuadrados”.

   Fuentes judiciales informaron que de acuerdo a los resultados de la autopsia, además del tiro en la nuca, el cuerpo del ginecólogo presentaba algunas quemaduras, principalmente en la zona del disparo, a raíz del fogonazo del arma. Los voceros añadieron que el cadáver estaba en avanzado estado de descomposición, lo que hace presumir a los pesquisas y coincide con lo estimado en el resultado de la autopsia, que el crimen fue cometido el mismo día de la desaparición, el 19 de diciembre. Tras la conferencia, Alberione ratificó que el homicida lo mató “a traición”, que hizo caminar unos pasos a Casermeiro, luego sacó el arma y le disparó a sangre fría.

   El BMW blanco fue encontrado en la mañana del domingo último al costado de un maizal, a pocos kilómetros de la ruta provincial 1 y Avenida de los Constituyentes, por un peón del campo que dio aviso a la policía. El cuerpo también fue hallado por una persona ajena a la búsqueda, un puestero rural que alertó a los investigadores.

   Gette, será indagado una vez que tenga designado un defensor en la causa, lo que estimaron ocurrirá el próximo lunes. La relación con el ginecólogo fue confirmada por el propio detenido días atrás, cuando en su cuenta de Facebook escribió el mensaje en el que se desligaba de la desaparición.

   El cuerpo del ginecólogo fue encontrado el jueves al atardecer en un sector de pastizales al costado de la ruta 1, en la misma zona rural donde fue hallado su auto BMW 200i cupé blanco. El fiscal Alberione ordenó el inmediato traslado del cadáver a la morgue para la realización de la autopsia y horas después confirmó que se trataba del médico que había sido visto por última vez el jueves de la semana pasada, cuando se retiró del Sanatorio Argentino de San Francisco.

   Según declararon sus allegados tras la desaparición, el médico tenía previsto realizar esa misma jornada una operación inmobiliaria, para la cual había retirado de una caja de seguridad de un banco lingotes de oro, joyas, 800 mil pesos y algunos dólares, lo que fue encontrado intacto en su auto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS