La Región

Dos empresarios de Venado Tuerto murieron al caer una avioneta

Fue a media mañana de ayer cuando, a poco de despegar, la aeronave sufrió un desperfecto. Viajaban por negocios a Vaca Muerta

Sábado 02 de Noviembre de 2019

Dos empresarios perdieron la vida al estrellarse la avioneta en la que se movilizaban. Había salido desde el aeródromo de Venado Tuerto a media mañana de ayer pero a las pocos minutos se desplomó en caída libre en una zona rural cercana a una escuela ubicada en El Empalme, entre Venado Tuerto y la localidad de San Eduardo. Los dos ocupantes murieron en el acto. Al parecer una falla mecánica habría producido la rotura de la pequeña aeronave a poco de despegar y el piloto intentó volver hacia el aeródromo pero la baja altura le habría menguado las posibilidades de maniobrar sin motor.

Los fallecidos son dos socios de una empresa dedicada a la construcción de casas denominada Amanecer. Uno es Martín Deluz (40), quien había obtenido recientemente el curso de piloto y el otro es Cristian Di Prima (39). Ambos se dirigían hacia el sur del país donde habían desarrollado su empresa de construcción de casas prefabricadas de madera.

Pese a que la empresa Amanecer estaba radicada en Venado Tuerto, de donde eran oriundos los fallecidos, el fuerte se encontraba en el sur del país y especialmente en Neuquen hacía dónde se dirigía la aeronave antes de precipitarse.

En la media mañana de ayer y tras despegar del aeródromo Tomas B. Kenny, la avioneta comenzó a fallar por lo que el piloto decidió volver. Sin embargo una fuerte explosión en el aire alertó a los colonos del lugar que oyeron el estruendo. Segundos más tardes se escuchó otra explosión que fue cuando la nave se estrelló en la tierra.

La aeronave explotó al caer y quedó totalmente destruida por las llamas lo cual impido su reconocimiento y el de los cuerpos de los empresarios fallecidos, que luego se confirmó estaban con un 90 por ciento de quemaduras en sus cuerpos.

"Escuchamos un ruido impresionante en el aire y luego vimos cómo se precipitaba al suelo la avioneta. La nave quedó totalmente reducida a la nada y los bomberos llegaron rápidamente pero ya estaba todo consumado. Solo pudieron apagar el fuego", relató un vecino de un campo lindero que observó el hecho y no salía de su asombro.

Restos quemados

Los Bomberos Voluntarios de Venado Tuerto fueron los primeros en acercarse al lugar del siniestro, ubicado a unos 5 kilómetros del centro de la ciudad y a unos 20 del lugar de partida, y fueron los que exinguieron el fuego de la aeronave que prácticamente quedó reducido a la nada. "Lo que quedó es apenas un montón de restos quemados", dijo un testigo. Según informó la Junta de Investigación para la Seguridad Aérea (JIAAG), organismo que se encarga de la investigación de accidentes e incidentes de aviación civil, se trata de una aeronave Piper PA-28, Matrícula N55612. La sede de este ente en Rosario será la encargada de la investigación.

La fiscal que entiende en la causa es Andrea Cavallero quien contó que se encontró una mochila a pocos metros de la aeronave con elementos personales de uno de los tripulantes aunque sin la documentación necesaria para establecer la identidad de la víctima. No obstante luego se supo que eran dos socios de una empresa dedicada a la construcción de casas industriales con asiento en Venado Tuerto pero con desarrollo en el sur del país.

Casas industriales

Los jóvenes emprendedores habían logrado hacer pie con su empresa de casas industriales. Una de los lugares dónde mejor les iba era en la sucursal de José Rosa 410 (795,78 km) en la ciudad de Neuquén. Allí se dirigían en la nave que había sido comprada no hace mucho tiempo para poder cubrir en menor tiempo la distancia que los separaba de Venado Tuerto.

Se supo además que Martín había sufrido un accidente tras impactar con su auto a un jabalí en la ruta en uno de sus frecuentes viajes al sur y eso precipitó la compra de la aeronave, "para viajar con mayor seguridad en menos tiempo", aseguraron allegados. El joven había realizado un curso de piloto exitosamente por lo que él mismo piloteaba la nave.

Más allá de los negocios que tenían en la provincia patagónica, Vaca Muerta (la formación geológica rica en petróleo y gas ubicada? en Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza) era una nueva posibilidad de lanzar emprendimientos o ampliar los preexistentes.

Alexis, un amigo de los empresarios, contó que estaban trabajando muy bien en Venado Tuerto y realizando inversiones constantemente, pero lo de Vaca Muerta era una posibilidad que se abría para expandir más la empresa que había tenido un interesante crecimiento en los últimos meses.

Semanas atrás un grupo de empresarios venadenses había viajado a Neuquen por negocios en función de la posibilidad que se abre con Vaca Muerta. Los jóvenes empresarios malogrados, tenían previsto desarrollar un plan de viviendas en zonas cercanas a la explotación petrolera, lo que significaba una importante posibilidad de expandir aún más su compañía.

el piloto. Martín Deluz (derecha), cuando recibió el brevet de piloto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario