La Región

Detalles que oscilan entre lo absurdo y lo irrisorio

Jueves 16 de Enero de 2020

El intendente Santacroce gesticula y hace ademanes cuando trata de explicar el estado en que encontró el municipio, que lo pone en una situación desesperante. Para dar una idea de lo que encontró, hace un punteo de situaciones que pueden parecer irrisorias.

   • El gobierno municipal actual tiene que ir con bidones a la ciudad de Rosario a retirar nafta donada para poder hacer funcionar la maquinaria del municipio, debido a la deuda que existe con las estaciones de servicios locales.

   • Los dispensarios municipales no tenían sábanas dado que las lavanderías las retenían por los incumplimientos en el pago del servicio.

   • Las cámaras de videovigilancia urbana estaban sin funcionar ya que desde hace tiempo no se abonaba el servicio. Poco a poco se empiezan a restablecer.

   • No se contaba con tóner de tinta ni papel para la impresión de impuestos ni otras documentaciones necesarias.

   • Había 48 líneas de teléfono en comodato para los funcionarios municipales que no aparecen. “La empresa nos intima para que sean devueltos, pero no sabemos dónde están”, dice Santacroce.

   • “No contábamos con handys para que se comuniquen entre los empleados de Control Urbano (ex COE), servicio que ya hemos reestablecido”, terminó de enumerar el intendente Santacroce.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario