La Región

Desde Medio Ambiente dan seguridad por las cavas de Carrizales

Miércoles 22 de Agosto de 2018

El ministro de Medio Ambiente provincial, Jacinto Esperanza, con respecto a las cavas que se construyen en Carrizales (localidad más conocida por Clarke) envió ayer un mensaje tranquilizador a los vecinos de esa población y de pueblos vecinos como Monje, Gaboto, San Genaro, Serodino y Díaz en cuanto a que su cartera hizo los "estudios necesarios" para asegurar que esas cavas para relleno sanitario que construye la empresa Sergen en Carrizales, "no configuran ningún riesgo para personas ni para el arroyo Monje".

Las cavas, que ya se están construyendo, están ubicadas sobre la ruta 10, pasando el puente de la cañada hacia Díaz, en jurisdicción del distrito de Carrizales en el límite entre esa localidad y Díaz y para mayor tranquilidad de los vecinos, el ministro se ofreció a "ir a cuanta reunión le pidan para hablar sobre la cuestión" dijo ayer al dialogar con La Capital.

Exigencia

No obstante el funcionario fue contundente al explicar: "Hemos autorizado que ese lugar se use únicamente para residuos no peligrosos" dando a entender que la sospecha de la ciudadanía de que podría destinarse a aceites contaminantes no está dentro de los límites permitidos por la cartera provincial para la obra.

"El suelo de los piletones debe ser convenientemente permeabilizado conforme la reglamentación vigente, eso lo exigimos a la empresa, como en su momento le reprobamos terrenos que originalmente habían elegido porque no nos daban las seguridades que requeríamos y es por ello que han debido mudarse para encarar la obra a otro sitio", especificó Speranza.

Actuar con la Justicia

Consultado qué pasaría con la empresa en el futuro, cuando el relleno sanitario esté en funcionamiento, si no llega a respetar los límites impuestos en cuanto a las condiciones de los residuos que debe enterrar, Speranza fue contundente: "Actuaremos de inmediato. Pero no sólo cobrando una multa que, por muy cara que sea la pagan, y continúan en la misma haciendo daño medioambiental, sino actuando con la Justicia para ver hasta dónde llega el alcance de la violación legal y las sanciones que deban imponerse. Si alguien tiene que ir preso, deberá ir y si la empresa debe cesar en su actividad así lo dispondremos".

En Carrizales los vecinos se encuentran inquietos y preocupados. Han salido a la calle en marchas y se manifiestan en los medios de comunicación reclamando explicaciones y certezas. El temor de la población es que la obra que construye Sergen se convierta en un pulmón dañino para la salud de las poblaciones, el suelo, las aguas y el aire con consecuencias irreversibles en el tiempo.

Es por ello que el ministro de Medio Ambiente se ofreció ayer a ir "a cuanta reunión me pidan los vecinos", cuando se le dijo que muchos ciudadanos se han quejado de no recibir respuestas de las distintas áreas específicas de su ministerio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario