La Región

Desde el Concejo de Sastre proponen reunir a vecinos y a los agropecuarios

El proyecto que puso como opción extender las restricciones para aplicar pesticidas cosechó el rechazo del sector ligado al campo.

Lunes 19 de Noviembre de 2018

Ocho meses pasaron desde que en el Concejo de Sastre se inició la discusión de la adecuación de la ordenanza que regula el uso de agroquímicos en los campos linderos a la zona urbana. Del primer proyecto votado en agosto, por unanimidad, con una propuesta de 200 metros de exclusión para la aplicación de pesticidas y que luego fue vetado parcialmente por el Ejecutivo, ahora el oficialismo (Frente Progresista, Cívico y Social) discute la posibilidad de llevar a 500 metros la distancia que separe el uso de esos productos de los vecinos. Ante esa posibilidad un grupo de productores agropecuarios, propietarios de campos y otras personas ligadas a la actividad, manifestaron en el Concejo su disconformidad con la iniciativa.

El jueves 8 de noviembre, los seis ediles sastrenses habían sesionado en medio de una nutrida concurrencia de gente del sector agropecuario de Sastre y alrededores, quienes presentaron una nota y solicitaron dialogar con los funcionarios a fin de pedirles explicaciones respecto al nuevo proyecto que regulará el uso de agrotóxicos. Concretamente los productores quieren que el nuevo proyecto que pretende crear una zona de exclusión total para el uso de agroquímicos de 500 metros desde el fin de la zona urbana, quede sin efecto ya que, de acuerdo a lo dicho por los agropecuarios el mismo es "arbitrario y persecutorio".

El martes último, los productores se presentaron nuevamente en la reunión de comisión, y desde el cuerpo deliberativo convocaron a una reunión entre referentes de los vecinos autoconvocados en contra de las fumigaciones y la gente del sector agropecuario.

Para los representantes del campo, en el proyecto de ordenanza en discusión "no sólo se ha contemplado el reclamo de un sector (grupo de reflexión ambiental), sino que, además, se ha desestimado de manera alarmante el pedido de revisión de las medidas a tomar que ha propuesto el sector agropecuario, sin atender las necesidades y la siempre buena predisposición del mismo, como si cada una de las personas que lo integran no formaran parte de la misma sociedad para la cual legislan", afirmaron.

Cambios de distancias

Además se mostraron desconcertados por el cambio en las distancias que el bloque oficialista propuso en los dos proyectos presentados en el año. "Hay algo que no entendemos. Si hace pocas semanas se reunieron y aprobaron una restricción de 200 metros, de repente hay un proyecto de 500. ¿Qué pasó en el medio? 300 metros y mucha presión evidentemente", aseveraron.

Además, sostuvieron que de aprobarse la iniciativa sin modificaciones "dejaría de producirse más de 750 hectáreas". En ese sentido, quienes allí se manifestaron no contemplan otra salida para su forma de producir que no sea mediante el uso de agroquímicos.

Por otro lado, los vecinos, a través del movimiento de autoconvocados, exigen "que prime el resguardo de la salud de toda la población por encima de los intereses económicos de un sector".

Poniendo en tela de juicio la capacidad y el conocimiento que puedan poseer los ediles para legislar sobre la materia, los productores solicitaron además la conformación de una comisión integrada por cada una de las partes involucradas para "abordar la problemática de manera conjunta".

Asimismo, propusieron acercar especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y del Ministerio de la Producción y a ingenieros agrónomos de la ciudad de Sastre.

Persecución

Los productores expresaron estar convencidos de que en el nuevo proyecto sólo hay una persecución exagerada hacia el sector agropecuario. "Estamos convencidos de que las medidas adoptadas en el proyecto sólo obedecen claramente al pedido infundado, sin bases científicas y técnicas serias, del grupo de reflexión ambiental, como ustedes se ocupan de aclarar en los considerandos", agrega el escrito que elevaron, en referencia a los concejales Oscar Cagliero, Edgardo Figueroa y Susana Bruno que presentaron la iniciativa.

Por su parte, los vecinos agrupados en Unión Ciudadana por la Vida y el Ambiente sostienen que "nuestro interés pasa por una cuestión de salud y no de producción. Hace ocho meses que venimos aportando al Concejo información científica fidedigna, nacional e internacional, respecto de los problemas de salud que se relacionan directamente con el modelo agroindustrial imperante. Se organizaron charlas con médico reconocido por la comunidad científica internacional como el doctor Medardo Avila Vázquez, con el ex fiscal cordobés Carlos Matheu quien tuvo la oportunidad de comprobar la contaminación ambiental por agroquímicos en el barrio Ituzaingó de Córdoba y, entre otros, también se le dio lugar a ingenieros agrónomos que trabajan con el Inta y con el Ministerio de la Producción, para asesorar sobre el modelo agroecológico que puede implementarse en el periurbano a fin de que los productores puedan seguir trabajando pero con la alternativa de no usar venenos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});