La Región

Denunció que por error en un estudio le detectaron cocaína y no le dan el carné de conducir

Fue en un análisis de orina hecho a un camionero, quien asegura no ser consumidor. Reclamó una contraprueba que fue denegada.

Lunes 28 de Mayo de 2018

Un camionero de la ciudad de Casilda pidió al fiscal regional, Patricio Serjal, que revise y revoque una decisión por la cual el Ministerio Público de la Acusación (MPA) de esa ciudad cabecera del departamento Caseros desestimó su denuncia para que investigue un presunto delito del que asegura haber sido víctima tras el resultado de un análisis supuestamente erróneo para sacar el carné de conducir.

El hombre recurrió a la Justicia luego de sentirse perjudicado por un organismo público que le negó la posibilidad de una contraprueba para ser cotejada con el resultado de un análisis que le impidió renovar el carné psicofísico para conducir al detectar la presencia de cocaína en orina, pese a no ser, como asegura, consumidor de drogas.

Alejandro S. tomó conocimiento del confuso episodio el 4 de este mes cuando volvió al Centro de Exámenes Psicofísicos que autorizó en Casilda la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) y le comunicaron el resultado de los estudios que le habían realizado en ese lugar una semana antes.

Sorprendido por la inesperada y desagradable noticia manifestó a la profesional que lo atendió su convencimiento de que se trataría de una "equivocación", ya que, de acuerdo a lo que argumentó, no consume "sustancias de esa naturaleza".

Nuevo estudio

Pero su planteo fue en vano por lo que luego de firmar "un papel", que asegura no haber leído y del cual no recibió copia, le contó lo ocurrido a su empleador, quien lo estaba esperando por un viaje y que, al enterarse de lo acontecido, dispuso que vaya con "urgencia" a un médico para que le indicara los mismos análisis, que se hizo a las pocas horas en un laboratorio privado de la ciudad y, tal como esperaba, dieron negativo.

Con esa prueba el transportista, quien trabaja para una empresa casildense de venta de materiales de construcción, regresó el 7 del corriente en compañía de un abogado al centro casildense municipal donde se realizó el examen psicofísico, aunque sin obtener la respuesta deseada.

La médica con la que hablaron les expresó, según se consigna en el escrito dirigido al fiscal Serjal, que "no había posibilidad de realizar una contraprueba" y que "los estudios realizados estaban correctos", además de instarlos a "hacer el reclamo a un teléfono 0800".

La profesional le recordó al camionero que "había firmado aceptando el resultado", y puso en duda la rigurosidad del análisis que llevó para justificar su cuestionamiento al estudio anterior que indicaba lo contrario.

Sospechas

La negativa a la contraprueba alimentó sus sospechas de que podría haber sido víctima de un delito y no de solamente "un mero error" como consideraron en un primer momento. Así fue que recurrieron a la Fiscalía de la ciudad de Casilda que desestimó la denuncia, razón por la que ahora esperan que el fiscal general revoque lo resuelto e instruya una investigación a fin de poder determinar responsabilidades.

Exámenes cambiados

Además de definirse como una persona que "no consume absolutamente nada" de estupefacientes expreso en su planteo de revisión a la medida adoptada por el MPA de Casilda la presunción de que sus exámenes de orina "fueron cambiados", razón por lo que calificó de "necedad" que no se haya visto delito "donde sí lo hay". Y en ese sentido se sostuvo que ello posibilitó que "un adicto esté conduciendo camiones y (yo) a punto de perder el trabajo ante la carencia de registro sin tener adicción alguna".

Asimismo fundamentó su requerimiento en el derecho al dudar "de la conducta de quienes están a cargo de los análisis previos dentro de la CNRT, con asiento en Casilda, no solamente porque se me endosó un examen ajeno sino que (además) ignoraron mi reclamo y presentación del que realmente me pertenecía cuando, estimo, ameritaba una investigación".

Un adicto conduce en una ruta

En esa misma línea insistió en su postura de que "hoy en alguna ruta el adicto que sometió su análisis en la CNRT de Casilda está conduciendo un vehículo pesado y este compareciente padeciendo su imposibilidad de laborar".

El denunciante achaca en alusión a la definición adoptada por el MPA de Casilda que "el Estado no puede considerar que esto es una cuestión civil, por lo menos sin promover una exhaustiva investigación ya que mi caso puede no ser el único", por lo que, de ser así, se estaría ante "una cadena de generadores de similares situaciones de encubrimiento avalada por una institución como es la CNRT" que tiene la responsabilidad, entre otras funciones tendiente fundamentalmente a salvar vidas, de "controlar y fiscalizar el transporte terrestre nacional".

Y tras hacer mención a tales finalidades por las que debe velar el ente, el camionero casildense que, al menos hasta ahora, sigue estando impedido de renovar su carné psicofísico para poder manejar, sostuvo que ello "dista demasiado de la conducta complaciente o encubridora de quienes me atendieron en Casilda", que "para nada" satisficieron "mi reclamo, como tampoco lo hizo el MPA de la misma ciudad".

Finalmente el escrito fundamenta el pedido de intervención del fiscal general "a los efectos de corregir un comportamiento reñido con el derecho y las más elementales normas de conducta, ya que silenciarlo es avalar un procedimiento (o varios similares) que me condena a la indigencia, ya que es mi único trabajo a esta altura de mi vida".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario