La Región

Denuncian la desaparición de insumos en el hospital San Carlos de Casilda

Si bien el caso aún se investiga, se estima que un trabajador es el responsable de las sustracciones por más de 100 mil pesos.

Lunes 09 de Septiembre de 2019

Alarma, asombro y preocupación generó en el Hospital San Carlos de Casilda la desaparición de insumos indispensables para el servicio de hemoterapia. Se trata de la faltante de 118 bolsas para la recolección de sangre destinada a transfusiones, lo que fue advertido por personal del nosocomio y luego constatado por el Centro Regional de Hemoterapia, además de ponerse en conocimiento al Ministerio de Salud del gobierno santafesino para que actúe en consecuencia.

Si bien la irregularidad fue detectada hace un tiempo, recién ahora trascendió públicamente y causó un fuerte impacto en la sociedad casildense al haber sido fruto de un ilícito que involucra a un empleado del efector público local contra el que se inició un sumario administrativo interno.

Aunque no surgieron detalles fuentes consultadas por LaCapital indicaron que el infiel trabajador ya habría reconocido la autoría del hecho que, todo indica, desembocaría al menos en algún tipo de medida disciplinaria.

Lo sucedido no puso en riesgo el funcionamiento del área afectada, ya que los recipientes sustraídos, lo que equivale a un monto de más de cien mil pesos, fueron repuestos para garantizar la recepción de dadores voluntarios de sangre para cubrir distintas necesidades de pacientes.

Denuncias

Hasta el momento no se radicaron denuncias en sede policial ni judicial, pero se estaría evaluando tal posibilidad, según indicaron referentes de la institución hospitalaria casildense cuyo radio de cobertura también comprende a gran cantidad de pacientes de localidades de la zona.

El representante de la comunidad en el consejo asesor del hospital, Tomas Morales, calificó lo ocurrido como "sumamente grave" y, en esa dirección, dijo que espera "una sanción ejemplificadora" pese al rumor de que la cartera de Salud solo sancionaría al involucrado con un traslado, lo cual no fue confirmado.

Morales explicó que la faltante de las bolsas para la recolección de sangre fue descubierta al controlar los registros de uso y disponibilidad de insumos, lo que derivó en las acciones que se pusieron en marcha para esclarecer lo ocurrido.

Sobre el destino que podría haber tenido ese material perteneciente al hospital casildense prefirió no hacer valoraciones más allá de las especulaciones y numerosos comentarios de todo tipo que surgieron en las redes sociales al trascender el lamentable episodio.

El representante de la comunidad aseguró que en lo que va de su gestión , que arrancó en junio de 2015, "nunca ocurrió un hecho similar", lo que agrava aún más lo descrito.

Deuda millonaria

El robo de insumos es uno de los padecimientos que sufre el hospital, pero no el único. Tal cual lo publicó oportunamente este diario, el centro asistencial espera el pago de una deuda millonaria por parte del Pami. "Lamentablemente, todavía no recibimos respuestas, pese los reclamos y gestiones realizadas para intentar cobrar", afirmó el directivo.

El preocupante problema movilizó al Concejo de Casilda que recientemente envío una nota al Ejecutivo municipal para poder oficiar de mediador convocando a una reunión a directivos de Pami central y autoridades del hospital a fin de tratar el tema en la búsqueda de soluciones.

Si bien el efector local no es prestador directo de la obra social de los jubilados nacionales, puede facturar la atención médica asistencial a sus afiliados al ser un establecimiento sanitario de autogestión. A valores históricos la deuda supera los 3,5 millones de pesos, lo que, de ser pagada, implicaría un ingreso importante más aún en este difícil momento que atraviesa el país donde casi ningún sector se encuentra exento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario