La Región

Denuncian "descontrol" en la costanera de Baigorria

Los vecinos aseguran que ya es "insoportable" el alto volumen de la música y las picadas de autos y motos, por lo que reclaman soluciones.

Sábado 18 de Enero de 2020

Vecinos de Granadero Baigorria, linderos a las costas del río Paraná, denunciaron falta de controles para evitar ruidos molestos causados por el alto volumen de la música que suele escucharse, especialmente los fines de semana, así como el rugir de motores provenientes de motos y autos que circundan la zona y hasta corren picadas.

"Hay un descontrol generalizado hasta altas horas de la madrugada", manifestó uno de los vecinos del lugar, Santiago García, para luego asegurar que el caos es de tal magnitud que "hace tres días que no duermo".

En esa misma línea precisó que "nos vemos afectados por la música a gran volumen que utilizan grupos de jóvenes que se reúnen en el lugar", donde se registran los inconvenientes planteados.

Se trata de un sector establecido sobre calle Costanera al 3.100 de esta ciudad del departamento Rosario. Los damnificados afirman que "son constantes los ruidos molestos que se producen por la presencia de jóvenes que concurren en sus autos, a metros de la barranca del río Paraná, especialmente en horas de la noche y la madrugada". Y en ese contexto García especificó que tanto de día como durante la noche el vecindario padece "el lío, el griterío y la música a todo volumen sobre las veredas y la barranca", al tiempo que expresó su malestar e impotencia por "el momento desagradable que estamos pasando y ya no sabemos qué hacer".

Por esa razón indicó que se contacto con concejales y funcionarios municipales y policiales, aunque sin encontrar una solución a la problemática. "Todos responden más o menos de que no se puede hacer nada", reveló el vecino para luego detallar que en la tarde del sábado pasado fue un "descalabro" lo sucedido en la zona del parador denominada "Puerto Pirata".

"El volumen de la música es insoportable y por la noche además de eso se suma el griterío y las picadas de autos y motos". Finalmente dijo que "nos sentimos abandonados porque los funcionarios públicos nos dicen que no pueden hacer nada".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario