La Región

Denuncia penal contra la intendenta de Cañada de Gómez

Una vecina de la ciudad se presentó en la Fiscalía acompañada por grupos ambientalistas y adujo que Clérici incumple los deberes de funcionaria.

Viernes 12 de Octubre de 2018

Integrantes de la Multisectorial Paren de Fumigarnos y de la Asociación Civil Capibara, Naturaleza, Derecho y Sociedad acompañaron en su lucha a Norma Cabrera, una vecina de Cañada de Gómez que fue fumigada con agrotóxicos y viene denunciando esa situación hace años. En la Fiscalía, la mujer presentó una denuncia penal contra la intendenta de Cañada, Stella Maris Clerici, por incumplimiento de los deberes de funcionario público. Cabrera lo hizo junto a Rafael Colombo, abogado y director de la ONG Capibara, y Carlos Manessi, integrante del Centro de Protección a la Naturaleza (Cepronat) y de "Paren de Fumigarnos".

Se presentaron escritos ante la Unidad Fiscal local del Ministerio Público de la Acusación, el municipio y el Concejo. "En el texto se denunciaron también a Jesús Gilberto M. y Miguel A, por delito de lesiones, daño agravado por el uso de sustancias venenosas, contaminación del medio ambiente o atmósfera de un modo peligroso para la salud, agregándose para el caso de Miguel A., una denuncia por delito de amenazas contra Cabrera", señalaron desde Capibara.

Tras presentar la denuncia penal, Cabrera dijo, que en un plazo de 30 días, la Intendencia debe contestar. Además del artículo 41 de la Constitución nacional, los tratados internaciones de derechos humanos, las leyes de presupuestos mínimos ambientales a nivel nacional y las leyes ambientales provinciales, el escrito recurre a una disposición municipal vigente de la ordenanza 1.748/85 que fija que "dentro de la zona urbana determinada en el plano oficial del municipio y hasta una distancia no menor de tres kilómetros de aquella en todos sus rumbos, queda prohibida la elaboración, el fraccionamiento, almacenamiento, mezcla, expendio y aplicación de biocidas en general en todas sus formas, que se empleen en las prácticas agropecuarias e industriales ya sean como herbicidas, fungicidas, acaricias, insecticidas, y toda otra denominación, siendo esta enunciación meramente enunciativa y no taxativa".

Cabe destacar que la casa de la familia Cabrera se halla en una zona urbana de Cañada y las fumigaciones se practican, en algunos casos, a escasos 20 metros de distancia de la casa, precisaron desde Capibara.

También reclamaron que se investigue a Horacio Penino, que es un ingeniero agrónomo e inspector de la Subdirección General de Agricultura y Sanidad Vegetal del Ministerio de la Producción de Santa Fe, quien, pese a haber recibido denuncias en su dependencia, no tomó ninguna medida en el marco de la ley provincial 11.273, para resguardar la salud de Cabrera.

Además se pidió que se investigue al dueño de un inmueble rural arrendado, donde se fumiga, y a las firmas Land Agro y Nova, para verificar y/o constatar posibles incumplimientos o infracciones a la norma municipal, provincial y federal en cuanto a productos tóxicos.

Cabrera y su familia vive en La Plata al 1700, y afirma que padece un azote toxicológico y sanitario, y que está en situación de desamparo y denegación de justicia. Denunció en el municipio y la Fiscalía Penal de Cañada varias irregularidades, pero que no fueron atendidas. A los primeros casos de fumigaciones del 28 y 29 de noviembre de 2015, le siguieron los del 16 de julio de 2016, 26 de octubre de 2017, 1º de febrero, 30 de julio y 27 de septiembre de este año. Cabrera —con constancias de fotos y filmaciones— dijo que por esa sucesión de los venenos esparcidos murieron sus animales de granja y perdieron sus huertas de hortalizas, además de provocarles graves daños de salud a ella y su familia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});