La Región

Declararon el estado de alerta ante la crisis económica y laboral

Frente a la actual coyuntura, la Intersindical casildense renovó sus críticas a las políticas de ajuste del gobierno nacional.

Viernes 21 de Diciembre de 2018

Ante la crítica coyuntura económica que golpea la actividad productiva y comercial y que ya generó despidos, suspensiones y recortes de jornadas de trabajo, especialmente en el sector metalúrgico, la Intersindical Casilda declaró el estado de alerta y movilización y renovó sus críticas a las políticas de "ajuste" del gobierno nacional.


La organización, que ya realizó movilizaciones en Casilda y la zona para repudiar el modelo económico y exigir, sin éxito, un cambio de rumbo, ayer volvió a la carga y asumió el desafío de sumar a otros sectores para fortalecer el espacio con la vista puesta en la defensa de la producción y el empleo.

Con ese espíritu resolvió convocar para febrero a un foro donde confluyan representantes de los ámbitos gremial, político y empresarial a fin de debatir y consensuar un plan de acción conjunto en la búsqueda de medidas que mejoren la difícil situación que pone en riesgo la continuidad de empresas y centenares de puestos de trabajo.

Así fue definido en un encuentro que mantuvieron integrantes de la Intersindical con funcionarios y legisladores locales y provinciales en la seccional casildense de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

El cónclave, del que además de referentes sindicales participaron los ediles justicialistas Antonia Pierucci y Andres Golosetti y la diputada provincial y vecina de Casilda, Claudia Giaccone, surgió por la preocupación e intranquilidad que genera en la ciudad la situación de emergencia por la que atraviesan establecimientos metalúrgicos cuyos empleados tienen cada vez más "dificultades" para cobrar sus remuneraciones, algo que genera un malestar mayor debido a la proximidad de las fiestas.

Se hizo hincapié en la empresa de sembradores y herramientas de ferretería Gherardi que, como ya dio cuenta La Capital, la semana pasada retomó sus actividades gracias a un gesto de buena voluntad de sus empleados que levantaron el paro al percibir parte de la deuda salarial que reclamaban pero siguen lidiando con problemas. E igual ocurre con los obreros de Marani y Iarsa, quienes pusieron fin al conflicto al cobrar un porcentaje de sus sueldos atrasados pero aún siguen con inconvenientes.

Si bien lo descripto representa un problema que hasta puede poner en riesgo la paz social, encarar gestiones en busca de respuestas inmediatas forma parte del panorama general que presenta la agroindustrial casildense y del sur santafesino. Sólo alcanza con echar un vistazo a la cantidad de fábricas que apelaron a recortes de horas de trabajo o que iniciaron procedimiento preventivo de crisis o concursos de acreedores.

De allí el criterio de avanzar en estrategias que apunten a implementar medidas que favorezcan a la industria nacional que en esta zona se refleja a través de pequeñas y medianas empresas que están casi asfixiadas por los altos costos de funcionamiento y la fuerte retracción en las ventas.

Más allá de los demandas, una de las ideas que se plantea es nacionalizar el reclamo a través de una marcha desde el sur santafesino hasta la capital del país cuya propuesta seguramente será evaluada en el foro multisectorial que se realizará en febrero en Casilda a favor de la producción y el trabajo.

"Hay que sumar la mayor cantidad de sectores y buscar puntos de acuerdo para que el sur santafesino se ponga de pie en defensa de los intereses del comercio, la industria y el trabajo", indicaron. Y sobre las acciones inmediatas apuntaron a gestionar asistencia para ayudar a las empresas en crisis. Se intentará lograr que Nación refuerce la suma que se destina a la empresa Gherardi en concepto de Repro que perciben los trabajadores y que hoy es de 2.500 pesos mensuales por obrero. La ayuda que ahora se buscará mejorar había sido fruto de una reunión que representantes de la Intersindical Casilda tuvieron con el Ministro de Trabajo de la provincia, Julio Genesini.

En tanto industriales metalúrgicos de la región de Firmat advirtieron que debido "a la gravísima y compleja situación económica por las que está atravesando el sector existe la posibilidad real y concreta que empresas y talleres no puedan retomar sus respectivas actividades luego del próximo período de vacaciones". Así lo visibilizaron ayer en una conferencia de prensa desarrollada en la empresa True SRL.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});