La Región

Debieron cambiar el chofer de un micro por alcoholemia

Un contingente del Colegio María Auxiliadora que se iba de viaje de fin de curso a Bariloche demoró su salida cuando el test a un conductor dio positivo.

Sábado 27 de Octubre de 2018

La partida de un contingente de alumnos del 7º grado del Colegio María Auxiliadora, de Funes, se vio alterada a raíz de que el control de alcoholemia a uno de los choferes de los micros dio positivo a un test de alcoholemia. La confusión fue en aumento cuando se le hizo otro examen y dio negativo, pero de todas formas, y ante la agitación entre los padres, la empresa Manuel Tienda León, a la cual pertenece el ómnibus, decidió reemplazar al chofer y el grupo partió finalmente rumbo a Bariloche.

Momentos de tensión se vivieron en Funes cuando en un control de rutina se detectó que uno de los choferes de un micro que tenía previsto llevar a un contingente de alumnos de escuela primaria a su viaje de estudios dio positivo en un test de alcoholemia.

Según trascendió, inicialmente el alcoholímetro dio 0,7, cuando para los conductores del transporte público debe dar cero.

Los padres de los alumnos, que habían ido a despedir a los chicos, reclamaron que el conductor no viajara. Eso hizo que se demorara la partida de los micros hasta que el chofer fue reemplazado por la empresa de transporte a cargo del traslado de los estudiantes a Bariloche.

El incidente se registró en horas de la mañana de ayer frente al Colegio María Auxiliadora de Funes, donde un inspector de la Dirección de Tránsito local realizó controles de alcoholemia a los cuatro choferes destinados para el viaje y uno dio positivo.

El conductor aseguró que no tomó ninguna bebida con alcohol y lo justificó diciendo que está bajo un tratamiento para bajar de peso.

La empresa contratada por el colegio para el traslado era Manuel Tienda León, la cual solicitó a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) que realizara una verificación in situ.

Personal de la repartición nacional se presentó e hizo una contraprueba de alcoholemia a los choferes, la cual dio negativa para los cuatro choferes.

No obstante, y para despejar dudas, se decidió con los padres reemplazar al conductor cuestionado, y también, por consejo de los representantes legales, se pidió un nuevo test a realizar en el Hospital Carrasco de Rosario.

Soledad, mamá de uno los alumnos, destacó en declaraciones a LaCapital la actitud tanto de la escuela como del personal de la Municipal de Funes de no permitir la salida del micro ante las dudas que habían surgido con uno de los choferes.

"En un momento se pelearon entre la Municipalidad y la gente de Tienda León porque había dos test que daban diferentes resultados. Pero nosotros no podíamos dejarlo salir. Es un viaje muy largo como para que uno de los conductores no esté en condiciones", expresó la mamá.

"El colegio y la Municipalidad se portaron muy bien. Se plantaron y no dejaron salir. Después, Tienda León envió un reemplazo para el conductor y los chicos pudieron salir", agregó.

La mujer contó que el contingente en viaje está conformado por dos cursos de 35 chicos de entre 12 y 13 años, además del personal docente y de algunos padres que los acompañan.

bajo control. Personal de Tránsito de Funes realizó test de alcoholemia a los cuatro choferes de los micros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});