La Región

Coordinan operativos para descomprimir el tránsito de camiones

Medidas para prevenir accidentes viales ante la gran cantidad de transportes pesados de cargas que circulan en esta época de cosecha.

Viernes 05 de Abril de 2019

El peligro que representa para la seguridad vial la gran cantidad de camiones que circula por la ruta nacional 33 a causa de la cosecha derivó en una serie de medidas que se están instrumentando en la región para descomprimir la situación y prevenir accidentes.

Las acciones que se están llevando adelante coordinadamente sobre el tramo del corredor que va de Firmat a Zavalla posibilitaron "agilizar" el tránsito aunque aún siguen registrándose, en menor medida, congestionamientos.

Si bien la intervención de inspectores municipales significó un aporte clave no resulta tarea fácil controlar y aliviar el caos vehicular que en horarios pico suele provocar el incesante tránsito de camiones que transportan cereal a las terminales portuarios de la zona de Rosario o cuando ya regresan descargados a sus lugares de origen.

El plan de contingencia para atacar e intentar revertir la cuestión fue consensuado con la Agencia Provincial de Seguridad Vial en el marco de un encuentro desarrollado en Firmat entre representantes del organismo y de las áreas de tránsito de las comunas y municipalidades involucradas.

Lo resuelto fue aplicado a partir del último vienes y ya se pueden evaluar resultados positivos aunque dista de ser la respuesta de fondo que sólo podría garantizar la demorada construcción de la autopista ruta 33, que unirá Rufino con Rosario.

Pero hasta que ello ocurra, lo cual sigue generando en la zona más incertidumbre que certezas, el problema no sólo continuará ante la llegada de cada cosecha sino que se agravará de la mano del creciente deterioro que presenta la ruta 33 y que complica aún más las cosas.

El estado crítico que ya mostraba la cinta asfáltica empeoró con el desembarco de la nueva concesionaria del corredor vial cuyo fluyo de tránsito pesado se vio incrementado al eliminarse el cobro de peaje para circular.

Muchos camioneros que, por ejemplo, antes desviaban en la zona de Casilda para evitar la estación de peaje que funcionaba en jurisdicción de la vecina localidad de Pujato ya no lo hacen y siguen viaje hasta el cruce de Zavalla para luego tomar por la A-012 y enlazar con la autopista a Rosario. Ello, sumado a otras situaciones iguales, se tradujo en un fuerte incremento del flujo de vehículos de carga sobre la 33 que con la cosecha quedó colapsada por el tránsito de camiones.

Ante esta situación se trazó una estrategia común de trabajo que incluye operativos coordinados para agilizar la circulación vehicular entre Firmat y Zavalla.

En los horarios de más tránsito se apela al trabajo coordinado de inspectores que en cada una de las localidades, intercomunicación mediante, guían la circulación para descomprimir congestionamientos vehiculares. Y una modalidad similar se aplica con los semáforos para que en determinados momentos funcionen en forma sincronizada con luces intermitentes para agilizar el tránsito y tratar de evitar que se formen largas colas de camiones en los tramos urbanos de la 33. De los operativos también participa la policía de seguridad vial que además está facultada para utilizar radares móviles que controlan la velocidad y otras faltas.

"Si bien sabemos que esto es un paliativo y no la solución de fondo, lo diagramado en forma conjunta fue positivo y seguiremos trabajando para seguir mejorando", dijo a LaCapital el director del área de Tránsito del municipio de Casilda, Hugo Dichiara.

El funcionario explicó que "se logró aliviar bastante el problema de los camiones que transitan en gran número por la traza de la 33". Y estimó que sólo por la ciudad cabecera del departamento Caseros pasan por día unos cinco mil rumbo a los puertos del Gran Rosario.

"Estamos intercomunicados y atentos entre las distintas localidades para coordinar las acciones, fundamentalmente cuando se produce mayor concentración de vehículos de carga", dijo Dichiara.

Si bien los operativos suelen ocasionar demoras especialmente a los vecinos de bario Yapeyú que deben cruzar la 33 para ir al centro de la ciudad de Casilda resultan ventajosos ya que además de ordenar el tránsito minimizan los riesgos de siniestralidad.

En los últimos días se registró un accidente entre dos camiones en jurisdicción de Pujato que no reportaron consecuencias salvo los inconvenientes lógicos que provocó el hecho en materia de circulación. Otro accidente ocurrió en Firmat, pero sólo con heridos.

"El estado de la ruta empeoró más todavía desde que no se paga peaje ya la mayoría de los camioneros sigue viaje por la 33 cuyo trayecto hasta el cruce de Zavalla acorta además el tramo para llegar a las plantas portuarios de Rosario", aseguró Dichiara.

Finalmente dijo: "Estamos trabajando y haciendo todo lo posible para tratar de aliviar la gran cantidad de camiones que circulan gracias a las buenas cosechas de soja y maíz y que estimamos seguirán movilizando al transporte de carga por otros tres meses".

congestión. Por distintas situaciones, se produjo un fuerte incremento del fluyo de camiones en la ruta 33.

Sólo por la ciudad de Casilda pasan, por día, unos cinco mil camiones rumbo a puertos del Gran Rosario

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});