La Región

Confirman que el cuerpo hallado es de uno de los jóvenes ahogados de Alvarez

Fue identificado como Ernesto Rodríguez. Era el último que restaba hallar de las cinco víctimas fatales de la tragedia del 15 de julio en el río Paraná.

Sábado 17 de Noviembre de 2018

El cuerpo hallado la tarde del jueves es efectivamente el de Ernesto Rodríguez, la última víctima fatal que era buscada tras el naufragio ocurrido el 15 de julio a la altura de Pueblo Esther, y que se cobró las vidas de cinco personas. El de Rodríguez era el cuerpo que restaba encontrar, luego de que fueran encontrados en distintas fechas los de Ricardo Guerin, Lucas Villagrán y Agustín Laporta. Una quinta víctima, Damián Vivas, había perecido en el momento de la tragedia, de la que sobrevivieron sólo tres de los ocho tripulantes.

El cuerpo de Rodríguez fue identificado por los familiares, tras ser derivado al Instituto Médico Legal, confirmaron ayer a este diario fuentes del Ministerio Público de la Acusación.

Tal como lo consignó LaCapital en su edición de ayer, pescadores del Paraná divisaron, aproximadamente a las 15, un cadáver entre los kilómetros 370 y 375 del curso de agua, entre las localidades de Fighiera y Villa Constitución. Inmediatamente dieron aviso a Prefectura, cuyos efectivos procedieron a levantarlo del agua.

El cuerpo presentaba un estado avanzado de descomposición y ni siquiera la vestimenta dio alguna pista ya que estaba cubierto de lodo. La fiscal Mariana Prunotto de la Unidad de Homicidios Culposos ordenó el traslado de los restos al Instituto Médico Legal de Rosario. Finalmente, fueron los mismos familiares del joven quienes identificaron el cuerpo, se informó.

Desde el momento que fue hallado el cuerpo comenzó a circular la versión de que se podía tratar de uno de los jóvenes de la localidad de Alvarez que se habían ahogado en julio. Pero en lo inmediato no se pudo confirmar. "A las 17.30 lo levantaron del agua, 26 kilómetros al sur del lugar donde ocurrió el naufragio, estaba totalmente embarrado, se nota que estuvo en el fondo del lodo", explicó anteanoche a este diario el jefe de zona Bajo Paraná de Prefectura, Fernando Santucci.

Con la identificación del cuerpo, se cierra la búsqueda de las víctimas, que llevó nada menos que cuatro meses.

La tragedia

El 15 de julio de este año, una canoa con ocho tripulantes naufragó en el Paraná a la altura de Pueblo Esther. Eran siete amigos que habían ido a pasar el fin de semana en las islas y volvían a su localidad junto con el dueño de la embarcación, de entre cinco y siete metros de eslora. Iban hacia la zona conocida como la Bajada Colacho, a la altura del kilómetro 403.

Las condiciones de navegabilidad, el sobrepeso de la embarcación y la acción de las olas habrían sido determinantes para que la canoa diera una vuelta campana y zozobrara.

Al hundirse la embarcación, Damián Vivas, vecino de Alvarez, perdió la vida. Otras tres personas (Bruno Cetto, Pedro Renzone y Guillermo Barrionuevo) lograron ser rescatadas por otras embarcaciones que fueron advertidas para brindar ayuda. Pero los cuatro restantes habían desaparecido. Comenzó entonces un frenético operativo de búsqueda, con rastrillajes que incluyeron un barrido por tierra por parte de los Bomberos de Pueblo Esther, la tarea investigativa de la Policía de Investigaciones (PDI) y un dispositivo de búsqueda a cargo de Prefectura Naval con guardacostas y cuatro buzos tácticos. Prefectura Naval con asiento en Rosario derivó el Guardacostas 136 y una dotación adicional de cuatro buzos. Una brigada de Bomberos de Pueblo Esther hizo una apoyatura en tierra sobre la costa para el avistaje de los náufragos. Se acordó en primera instancia un barrido río abajo desde la Bajada Colacho en Pueblo Esther hasta General Lagos. Y se dispuso de un mirador en Arroyo Seco y otro de observación en Fighiera.

Uno a uno

Diez días después del naufragio, el 25 de julio, personal de Prefectura halló el cuerpo de Ricardo Guerín (38 años) dueño de la embarcación. El cuerpo fue encontrado en el kilómetro 401, a dos kilómetros de donde se produjo el fatal desenlace. Guerín era el único residente de Pueblo Esther, ya que los otros muchachos eran todos de Alvarez. La búsqueda comenzaba así a dar los primeros resultados.

Pero debieron pasar varios días para que, el 23 de agosto, apareciera sin vida Lucas Villagrán, de 32 años. El cadáver fue hallado en la llamada Bajada Grimoldi, aproximadamente a dos kilómetros de donde había ocurrido el accidente. Y el 19 de septiembre se rescató el cuerpo de Agustín Laporta, de 29 años, en el kilómetro 385 del río, a la altura de Arroyo Seco.

Restaba entonces encontrar los restos de Ernesto Rodríguez, los que fueron finalmente divisados este jueves, cuatro meses después de la tragedia, e identificados ayer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});