La Región

Confirman condena a un automovilista por la muerte de tres personas

La Cámara de Apelaciones de Venado Tuerto confirmó la sentencia al conductor que en 2015 atropelló a tres personas.

Lunes 26 de Febrero de 2018

La Cámara de Apelaciones de Venado Tuerto confirmó la sentencia impuesta en junio del año pasado a José Daniel Nacre, un automovilista que en 2015 atropelló y le causó la muerte a tres personas en esa ciudad.

La resolución de segunda instancia fue tomada por los camaristas Daniel Curik, Andrea Fernández y Daniel Acosta a raíz de un recurso de apelación presentado por los abogados defensores del condenado. En el fallo, los camaristas confirmaron la condena a Nacre por ser autor penalmente responsable del delito de homicidio simple con dolo eventual de tres personas, encubrimiento y resistencia a la autoridad.

El tribunal de segunda instancia resolvió modificar la pena a 17 años de prisión de cumplimiento efectivo, que pasó a ser de 15 años.

El fiscal que investigó el caso, participó del juicio oral y público y que intervino en las audiencias de apelación es Juan Pablo Lavini Rosset.

Los delitos fueron cometidos por Nacre el 7 de octubre de 2015 en Venado Tuerto. Las tres personas que perdieron la vida son Leonardo Ismael Díaz de 29 años; Natalia Soledad Gavaciuti de 30; y una menor de edad (de 12 años), hija de Gavaciuti.

Minutos después de las 23 de ese día, el imputado se trasladaba en un automóvil marca Volkswagen, modelo Bora, a sabiendas que pesaba sobre el vehículo una denuncia de sustracción. Además, omitió la voz de alto y las señas que le hizo la policía, no se detuvo y aceleró el vehículo.

La policía comenzó una persecución que finalizó en Agüero y avenida España, donde Nacre embistió a gran velocidad a la motocicleta en la que se trasladaban las tres personas que fallecieron.

"En el juicio logramos corroborar que Nacre había consumido marihuana y cocaína; que circulaba con exceso de velocidad —las pericias constataron que circulaba a una velocidad de entre 90 y 100 kilómetros por hora en pleno centro de la ciudad—; que no frenó en ninguna esquina; que escapaba de la policía; que el auto en el que se trasladaba era robado; que no tenía habilitación para conducir; y que luego de embestir a las víctimas, la moto quedó debajo del auto y siguió acelerando con el objetivo de escapar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario