La Región

Condenan a un hombre a 20 años de prisión por abusar de su hija y la de su ex pareja

Se trata de un hombre de 49 años que fue juzgado en los tribunales provinciales de Rafaela. La fiscal que investigó el caso, Angela Capitanio, había solicitado el mismo monto de la pena impuesta

Viernes 17 de Septiembre de 2021

Un hombre de 49 años que abusó de su propia hija y la de su ex pareja cuando eran menores de edad en la localidad santafesina de Ataliva, a 263 kilómetros de Rosario, fue condenado a 20 años de prisión. Así lo resolvió en un fallo unánime un tribunal integrado por los jueces Javier Bottero y José Luis Estévez y la conjueza Cecilia Alam, en el marco de un juicio oral desarrollado en los tribunales provinciales de Rafaela.

Claudio Ariel Vanega fue hallado penalmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante agravado (por la convivencia preexistente y por la edad de las dos víctimas; y también por el vínculo, en relación a su hija).

Y a su vez como autor del ilícito de promoción a la corrupción agravada (por la edad de las víctimas, por amenazas y por la convivencia con ambas niñas; y por el vínculo, en el caso del delito que el hombre cometió en perjuicio de su hija).

La fiscal que llevó adelante la investigación, Angela Capitanio, se mostró conforme con lo dispuesto ya que “Vanega fue condenado por el monto de pena que solicitamos en la acusación”, explicó. Y en esa misma línea, señaló que “investigamos la conducta delictiva (del abusador) durante casi tres”.

La funcionaria del Ministerio Público de la Acusación, precisó que “el condenado abusó de las niñas mientras ellas transitaron la escuela primaria”, y aclaró que “vulneró la integridad sexual de su hija durante dos años y la de la hija de su pareja, durante cinco”.

Asimismo, resaltó que el condenado “llevó adelante su accionar ilícito en reiteradas oportunidades en las que se quedó a solas con las víctimas”. Y detalló que “tras atacarlas, solía amenazarlas para que no hablaran con nadie más sobre lo sucedido”.

Capitanio, subrayó que “por sus características, los abusos tuvieron entidad suficiente para afectar el normal desarrollo de la sexualidad de las niñas”, y sumó que “además, los hechos delictivos impactaron de forma negativa en el entorno familiar de las víctimas”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario