La Región

Condenado a 14 años por abusar de sus hijastras

La pena fue resuelta por unanimidad por un tribunal pluripersonal en el marco de un juicio oral en Rafaela.

Domingo 26 de Agosto de 2018

Un hombre de 62 años identificado como Luis Alberto Fernández fue condenado a 14 años de prisión de cumplimiento efectivo por abusar sexualmente de sus dos hijas adoptivas cuando las víctimas eran menores de edad. La pena fue resuelta por unanimidad por el tribunal pluripersonal integrado por los jueces Alejandro Mognaschi y Hugo Tallarico, y por la conjueza Cecilia Alamo en el marco de un juicio oral en Rafaela.

Por los delitos en perjuicio de una de las víctimas, Fernández fue condenado como autor penalmente responsable de los delitos de abuso sexual con acceso carnal y abuso sexual simple, ambos reiterados y agravados (por la convivencia y por la edad) En relación a la otra menor, fue condenado como autor de abuso sexual simple reiterado y agravado (por la convivencia y por la edad).

La fiscal que investigó los hechos es Mirna Segré, quien durante el juicio contó con el apoyo del fiscal Martín Castellano (a cargo de la sección de Criminalidad Económica y Compleja de la Unidad Fiscal Rafaela). El juicio se desarrolló a lo largo de 10 jornadas de audiencias en las que se escucharon más de 30 testimonios, y fue el décimo segundo juicio realizado en el ámbito de la Fiscalía Regional Quinta.

Segré detalló que "Fernández era la pareja de la madre biológica de las menores. Las dos niñas fueron adoptadas por el condenado a través de una adopción simple y convivió con ellas por más de 14 años".

La fiscal contó que "la denuncia la pudieron realizar en septiembre de 2016 luego de cumplir la mayoría de edad y una vez que ya se habían ido a vivir a otro lugar. Y afirmó: "Estamos ante un caso en el que, con su accionar, el imputado coartó la niñez y la adolescencia de las dos menores. Les dejó la dura tarea de enfrentar el mundo con serias dificultades para la proyección y el interdesarrollo", sostuvo la fiscal. Y valoró la participación activa de las víctimas —hoy mayores de edad— y de su madre en este proceso y durante el juicio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario