La Región

Con el caso Coria ya son seis las mujeres fallecidas en 2020

En la Argentina se cometieron seis femicidios en los primeros 10 días del 2020 según un relevamiento realizado por una ONG.

Lunes 13 de Enero de 2020

En la Argentina se cometieron seis femicidios en los primeros 10 días del 2020 según un relevamiento realizado por una organización no gubernamental, entre ellos el de la rosarina Florencia Coria, de 27 años, quien fue rociada con alcohol y prendida fuego y que murió como consecuencia de las graves quemaduras sufridas. Los restantes crímenes contra mujeres se cometieron dos en la provincia de Buenos Aires, otro en Capital Federal y los demás en Salta y Tucumán, de acuerdo a un relevamiento efectuado por el Observatorio "Ahora que sí nos ven".

Florencia Coria murió el 8 de enero en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez producto de las quemaduras gravísimas que presentaba en el 90 por ciento de su cuerpo, luego de que su pareja, Cristian C., la rociara con alcohol y la prendiera fuego en la vivienda que ocupaban en Villa Constitución (ver aparte).

La titular del Observatorio "Ahora que sí nos ven", Raquel Vivanco, expresó que se mantiene la cifra con la que terminó 2019, una mujer asesinada cada 26 horas, ya que "las políticas llevadas adelante para la prevención, sanción y erradicación de la violencia fueron por demás insuficientes y deficitarias en los últimos años".

"El presupuesto asignado a tales fines fue ínfimo, el Instituto Nacional de las Mujeres contó con tan sólo 11 pesos por mujer para aplicar la ley 26.485 (de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia) y el plan nacional de prevención y erradicación de la violencia machista sufrió un recorte presupuestario durante 2019", afirmó en diálogo con la agencia Télam.

Según Vivanco, se parte de un piso muy bajo en relación a políticas públicas y por ese motivo "es alentador saber que a partir de la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidades la problemática de las violencias por razones de género empiezan a tener otro lugar en la agenda del Estado".

La lista trágica

El primer femicidio del año se produjo el 1 de enero en un PH del barrio porteño de Villa Devoto, donde Inés Adriana Caruso (56) fue encontrada asesinada a golpes sobre un colchón de una habitación. Como sospechoso fue detenido su concubino, Iván Darío Díaz (44), quien tenía varias denuncias por violencia de género.

   Dos días después, en la localidad bonaerense de Ituzaingó, fue acuchillada Sabrina Vanesa Ovalle (35), quien trabajaba como cajera en un supermercado de la zona y fue atacada en la puerta de su casa por su ex pareja. Tras el femicidio, el hombre identificado como César Fernando Díaz (39), se autolesionó, fue reducido por un grupo de vecinos y terminó detenido e internado fuera de peligro.

   El 4 de enero, se produjo el femicidio de Valentina Gallina (19) en Olavarría, Buenos Aires, el mismo lugar donde su madre había sido asesinada en 2008. Por el hecho quedó detenido su pareja, Alejandro Pais (29), quien había asegurado que un grupo de personas habían entrado a la casa y efectuado disparos de arma de fuego, uno de los cuales impactó en la joven, pero la autopsia reveló que la víctima murió a raíz de un “edema craneal” provocado por golpes. Tras el hecho, al menos otras tres chicas de la zona se presentaron ante la Justicia para declarar que habían sido víctimas de Pais, aunque no lo denunciaron por temor.

   En Salta, la provincia con mayor índice de femicidios del país, el primer hecho de violencia de género que terminó en un crimen ocurrió el 5 de enero, cuando Analía Astorga (26) recibió un disparo en la cabeza y otro en la zona torácica, así como golpes en el rostro y pérdida de piezas dentarias. El episodio, que sucedió en Joaquín V. González, se conoció porque vecinos denunciaron que una mujer herida había sido arrojada del interior de una camioneta Toyota Hilux blanca, cuyo conductor huyó. La victima fue trasladada al hospital local, pero debido a la gravedad de las lesiones fue derivada al hospital San Bernardo, de Salta, donde ingresó sin vida. Su pareja, en tanto, murió calcinado poco después luego de chocar contra un camión en la ruta nacional 16.

   Por último, el 9 de enero, fue asesinada en Tucumán, Luciana Salazar (24), madre de cuatro niños, quien recibió una puñalada en el cuello cuando mantenía una discusión con su pareja, Pedro “Dengue” Rojas. Rojas fue detenido poco tiempo después y en el lugar del ataque se encontraron dos cuchillos con manchas de sangre.

Informe: Uno Santa Fe

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario