La Región

Comenzaron a coordinar un plan de lucha

Convocados por los sindicatos nucleados en la Intersindical Firmat, se reunieron en el Sindicato de Trabajadores Municipales dirigentes sindicales de Rufino, Casilda, Firmat y Venado para discutir un plan de lucha coordinado. Acordaron una próxima reunión para trabajar en una caravana de trabajadores que iniciaría su recorrido en Rufino y culminaría en un acto en Rosario.

Lunes 29 de Enero de 2018

Convocados por los sindicatos nucleados en la Intersindical Firmat, se reunieron en el Sindicato de Trabajadores Municipales dirigentes sindicales de Rufino, Casilda, Firmat y Venado para discutir un plan de lucha coordinado. Acordaron una próxima reunión para trabajar en una caravana de trabajadores que iniciaría su recorrido en Rufino y culminaría en un acto en Rosario.

En esta primera reunión se discutió cómo se defenderán los derechos de los trabajadores del sur de Santa Fe y "repudiar la reforma previsional, el pacto fiscal y la inminente reforma laboral, además de exigir paritarias sin techo y una especial atención a los despidos en la región", dijeron los gremios.

De la reunión fueron parte dirigentes de sindicatos de Casilda y Venado, que el jueves pasado dieron el puntapié inicial a la creación de la Intersindical venadense, y los anfitriones de Firmat, la primera en formalizarse hace más de dos años. Ausente con aviso, los dirigentes rufinenses, que por diferentes cuestiones no pudieron estar.

En el documento fundacional de la Intersindical de Venado Tuerto hubo consenso con el resto de las intersindicales para tomarlo como propio y defender los cinco puntos que en el mismo se desarrolla. También acordaron que era hora de pasar a la acción, más allá de los documentos que se presentan. El primer punto discutido fue el rechazo al pacto fiscal que firmó el gobernador Miguel Lifschitz y que ahora pretenden tratarlo en una sesión extraordinaria en la Legislatura provincial. Exigirán a los legisladores provinciales que no lo refrenden, mientras que los dirigentes de cada localidad propiciarán una reunión con los parlamentarios e invitarán a las demás intersindicales. La intención es que los diputados o senadores justifiquen su voto y exigirles que no acompañen "ninguna ley en contra los intereses de los trabajadores".

Además, se debatió la necesidad de encarar un plan de lucha en la antesala de la discusión paritaria, "rechazando por unanimidad el 15 por ciento que a viva voz sostienen la Nación y la provincia como el promedio de suba de salarios, además de otros puntos y con especial énfasis en el riesgo de los puestos laborales de los peajes". Buscan defender los derechos laborales con "una gran movilización unitaria".

En el plenario fueron tomando la palabra referentes de distintas Intersindicales, aportando ideas sobre cómo sumar fuerzas y "sensibilizar a los trabajadores para que tomen conciencia de las acciones gubernamentales que atentan sobre su dignidad. Entre las propuestas se destacó la de Casilda, que sugirió hacer una caravana de trabajadores desde Rufino a Rosario para finalizar con un acto". Se acordó que tal convocatoria se ampliará al resto de las organizaciones sindicales.

Los dirigentes de Venado propusieron un gran plenario, y los firmatenses que se declare el estado de alerta y movilización en caso que se trate la reforma laboral. Además, coincidieron en apoyar el registro de firmas para dar marcha atrás con la reforma previsional.

Además, se acordó una próxima reunión para empezar a trabajar en la caravana que posiblemente será en la tercera semana de febrero, impulsada por el sindicalismo de base nucleado en las intersindicales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario