PANDEMIA

Chabás: Mejoró la situación epidemiológica pero temen por un rebrote

La principal preocupación sigue siendo los encuentros sociales y familiares que resultan cada vez más difíciles de controlar. En Casilda sucede algo similar y apelan a la conciencia ciudadana

Martes 27 de Octubre de 2020

La situación epidemiológica en Chabás tiende a mejorar tras ser sacudida hace poco tiempo por un pico de contagios que atemorizó a la comunidad.

Sin embargo, las autoridades consideran altamente probable de que se registren nuevos brotes como consecuencia de encuentros sociales y familiares que resultan cada vez más difíciles de controlar y ponerle coto, algo que también se da en la región.

Y a ello se suma el vínculo que esta localidad tiene con ciudades como Casilda y Rosario donde si bien los últimos datos sobre cantidad de infectados son más tranquilizadores que semanas atrás no dejan de ser preocupantes.

“El panorama mejoró en relación al pico que tuvimos entre fines agosto y principio de septiembre pero a juzgar por las conductas sociales que estamos observando en las últimas semanas lamentablemente esperamos que haya una levantada en el nivel de contagios”, dijo a La Capital el jefe comunal, Lucas Lesgart.

En esa línea evaluó que “los principales factores de riesgo son las reuniones familiares y otras juntadas que sabemos que existen especialmente los fines de semana, pero para controlarlas no nos queda más opción que seguir apelando a la responsabilidad social”.

Y también vio con preocupación el hecho de que “mucha gente tenga que viajar por cuestiones médicas y otros motivos a Casilda o Rosario, lo que potencia la posibilidad de propagación del virus”.

Asimismo, resaltó que si bien “asumimos la responsabilidad que nos corresponde como Estado comunal, es imposible inspeccionar en forma permanente, por lo que instamos a los dueños de comercios habilitados y la sociedad en su conjunto a respetar a rajatabla los protocolos sanitarios para prevenir la enfermedad”. En ese contexto hizo especial énfasis en las limitaciones de recursos para ejercer un riguroso control en espacios autorizados como bares, restaurantes y gimnasios, entre otros.

El mandatario chabasense dijo tener “la sensación de que no vamos a poder descansar hasta tanto no salga la vacuna”. Y en la misma dirección reconoció que “hay un cierto relajamiento social a pesar de haber atravesado por un momento crítico que puso en alerta a la comunidad”.

Sobre las estrategias para frenar el avance de la pandemia, Lesgart puntualizó que se continúa con el criterio de “hisopar a las personas que presentan síntomas y aislar rápidamente a los contactos estrechos para bloquear el virus”.

Según el reporte epidemiológico local, Chabás registró en las últimas 24 horas 3 nuevos casos de Covid-19, lo que elevó a 472 la cifra de contagiados desde que comenzó la pandemia. Lo positivo es que de ese total ya se recuperaron 429 pacientes, mientras que, lamentablemente, 14 personas fallecieron.

Casilda

En Casilda la situación resulta aliviadora en comparación con lo sucedido semanas pasados donde la curva de contagios experimentó un fuerte crecimiento. Si bien anoche fueron reportados 37 infectados más, la evolución epidemiológica de los últimos días muestra una tendencia hacia la estabilización con un promedio de 20 casos diarios.

El propio subsecretario de Salud del gobierno casildense, Ariel Aquili, calificó a la actual coyuntura sanitaria como “estabilizada, lo cual es bueno porque nos está marcando que el proceso de (contagios) es más lento”, aunque también advirtió sobre la posibilidad de que se produzcan “pequeños rebrotes”.

Y ató su pronóstico fundamentalmente con las reuniones familiares y sociales que se registraron en la semana del Día de la Madre cuyo movimiento fue aún mayor por el buen clima, algo que no sucedió el último fin de semana donde la lluvia ayudó a desalentar, relativamente, la realización de encuentros.

“Es inevitable que se registren pequeños rebrotes ya que ante este panorama de estabilidad la gente tiene tendencia a volver a costumbres habituales y entonces empieza a relajarse y reunirse más”, dijo el funcionario. “Esto también lo vemos en sociedades europeas que tenemos que tomar como espejo, razón por la cual es necesario más que nunca seguir insistiendo con la responsabilidad social y los cuidados preventivos”.

Aquili, además dijo que el municipio está analizando estrategias para evitar aglomeraciones de personas especialmente los fines de semana.

“La idea es regular estas cuestión porque ya no hay chances de volver atrás y quitarla a la gente la posibilidad de circular, razón por la cual se hace imprescindible que prime la conciencia ciudadana". “Hay que confiar _añadió_ en la madurez de la comunidad más allá de que el Estado tiene que estar presente en función de lo que puede controlar”. Finalmente, dijo que si bien el sistema de salud responde “seguimos con atención la ocupación de camas” en los distintos efectores de la ciudad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario