La Región

Chabás eximirá del pago de tasas a los vecinos que adopten mascotas

La campaña, que cuenta con la colaboración de proteccionistas locales, se lanzó hace una semana y ya cuenta con familias interesadas.

Domingo 18 de Agosto de 2019

Los vecinos de Chabás que adopten perros alojados en el refugio canino que funciona en el pueblo serán exceptuados del pago de la tasa comunal durante el ciclo de vida del animal al que deberán brindar cuidado y amor.

La innovadora iniciativa del gobierno local para estimular la adopción y tenencia responsable de mascotas apunta a erradicar definitivamente la canilera comunal ubicada en cercanías del cementerio local.

La campaña impulsada bajo la consigna "No al encierro" cuenta con el acompañamiento de proteccionistas locales, lo que será clave para lograr el objetivo de encontrar un hogar para cada uno de los 23 perros con los que aún cuenta el refugio chabasense.

El desafío de bajar a cero la población de canes sin dueños no solo allanará el camino para cerrar la también la también llamada perrera comunal sino que ya representa en sí mismo un ejemplo a imitar para otras localidades de la región que tienen problemas de sobrepoblación canina y necesitan soluciones.

En Chabás la actual gestión comunal logró avanzar en tal sentido con la puesta en marcha de políticas públicas que ahora prevé potenciar con esta suerte de cruzada que se complementa con las campañas de esterilización para controlar la natalidad canina así como de concientización en materia de protección y sanidad animal.

La apuesta genera entusiasmo al punto que el propio jefe comunal, Lucas Lesgat, apeló a su cuenta de Facebook para visibilizar el novedoso plan.

"Si adoptas, dejas de pagar", posteó el mandatario local para reforzar la imagen del folleto que también publicó con los puntos del estratégico programa que busca ponerle fin al refugio canino en sintonía con la concepción de que este tipos de espacios son lugares de aislamiento que afectan el estado de ánimo de los animales.

La propuesta del gobierno chabasense de exceptuar del pago de la Tasa General del Inmueble (TGI) a las familias que adopten perros implica una serie requisitos que deberán respetar para mantener el beneficio.

Los interesados serán entrevistados por representantes del grupo proteccionista de Chabás en base a un cuestionario para evaluar y definir la situación a partir de compromisos que deberán asumir los adoptantes.

La tenencia responsable es la principal exigencia para garantizar la atención, contención y cariño en el futuro lugar de residencia del can, para prevenir situaciones que puedan ser perjudiciales para su salud física como emocional.

También está previsto realizar visitas periódicas a los adoptantes para asegurar el cumplimiento de las reglas de juego establecidas para dar los perros en adopción.

Para que la sociedad se familiarice con los canes disponibles serán publicada en las redes sociales cada una de sus fotografías como ya se hizo con Boby, un perro de unos 9 años que, entre otras característica, es de tamaño mediano y cariñoso, según se consigna en la publicación.

Desde que se lanzó la campana, hace una semana, ya se anotaron tres familias interesadas en adoptar que serán visitadas para responder un cuestionario destinado a tal efecto.

"Estamos muy conformes con la respuesta que ya estamos teniendo y esperamos que en los próximos días se sigan sumando familias que quieran brindarle un techo a los 23 perritos (de la canilera)", dijo a La Capital una de las integrantes del grupo proteccionista chabasense, María Jimena Severini, quien además es tesorera de la comisión comunal.

Asimismo, destacó el trabajo conjunto entre el gobierno comunal y la defensora de animales haciendo hincapié en "la tenencia responsable, la adopción y las castraciones que se llevan adelante gratuitamente".

"Creemos que con estos tres ejes lograremos que no haya más perros en situación de calle y a la vez cerrar definitivamente la canilera, la cual lejos de ofrecer soluciones de fondo no es más que un espacio de alojamiento de perros que no mejora su calidad de vida y solo genera gastos, especialmente en materia de alimentos, que el Estado local podría destinar tranquilamente a políticas de esterilización y otras acciones vinculadas con el tema en cuestión".

Severini explicó que "cuando asumió en 2015 este gobierno comunal había más de 200 perros en las canilera local, lo que se logró bajar sensiblemente gracias a las medidas llevadas adelante en tal sentido".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS