La Región

Caso Perassi: un testigo que no recuerda ni le consta haber dicho lo que dijo

Ayer en el juicio el hombre acusó que lo usaron de "caballito de Troya" para hacerle repetir expresiones de terceros.

Miércoles 10 de Abril de 2019

"Me usaron de caballito de Troya, mandaron al «boludo» que estaba mal psicológicamente a testificar lo que le habían contado". El que habla es Nicolás Vázquez, uno de los testigos clave del juicio por la desaparición de Paula Perassi, la mujer que el 18 de septiembre de 2011 salió de su casa y no volvió nunca más. Es que Vázquez fue quien en su momento declaró haber escuchado que Paula se había hecho un aborto en la casa de Mirta Ruñisky, donde había muerto. Pero ayer centró su testimonio en dos puntos: primero, que lo que había dicho era por boca de terceros y que no le constaba, y segundo, que pese a estar escritas y con su firma, no recuerda y no le constan declaraciones suyas que le hicieron releer.

Fue una audiencia accidentada, con muchas acusaciones de la defensa de la presunta abortera al fiscal y a la querella por temas de procedimiento y por lo que consideraron era violatorio de procedimientos de litigación oral. Tanto que les valió una advertencia por parte del tribunal.

Vázquez, de 34 años, es yerno de Ruñisky, hoy sindicada como la mujer que presuntamente le practicó el aborto fatal a Paula. Actualmente no tiene relación con su suegra, y en 2014 estaba separado de su mujer y no le permitían ver al hijo. Fue ese año en que se presentó en Asuntos Internos de la policía para declarar que Paula se había hecho un aborto en la casa de Ruñisky. "Me enteré por terceros, Roberto Bonetto, un remisero que trabajaba enfrente de donde lo hacía yo, y Ricardo Lugo (ex yerno de Ruñisky) me contaron que había una chica desaparecida y que Mirta era responsable, pero no me consta", afirmó el testigo.

Aquel año Vázquez fue convocado luego por el juzgado de San Lorenzo para un careo con Bonetto, quien negó haberle contado nada. Por eso, cuando salió del tribunal tuvo una discusión con el hombre, que grabó y entregó a la Justicia. En esa pelea, que ya fue ventilada en el juicio, le reprochaba a Bonetto haber negado que había sido él su fuente, y que por su culpa lo iban a acusar de falso testimonio. Ayer, en su declaración, el testigo reiteró en varias ocasiones que aquello había sido un careo: "Me estoy enterando ahora que se toma como una declaración", dijo.

El testigo declaró que el testimonio ante Asuntos Internos lo hizo llevado por Alberto Perassi, padre de Paula. "Ahí declaré que Mirta sería responsable del hipotético aborto. Me grabaron la declaración, me preguntaron por un supuesto Strumia (Gabriel, acusado de privación ilegítima de la libertad y aborto no consentido seguido de muerte) y un tal Puyol (policía, acusado de encubrimiento). Me sentí presionado por la presencia de Perassi en la declaración", afirmó. Luego diría que el papá de Paula había hecho apreciaciones en su declaración, dando a entender que no todo lo que estaba escrito salió de boca suya, pese a que lo firmó.

Si bien el testigo insistió conque se había enterado del tema por lo que le había contado Bonetto, le hicieron leer una declaración suya en la que afirmaba que su esposa le había dicho que la madre iba a volver a Misiones porque le había salido mal un aborto. Pero luego negó recordar que la esposa le hubiera dicho eso.

Más tarde, interrogado por la querella, afirmó: "No me consta personalmente que se haya hecho un aborto. Declaré por dichos de terceros, y hay cosas que no recuerdo porque estaba muy mal psicológicamente". Y en otro pasaje de su relato, recordó que se sintió "en la obligación" de declarar lo que había escuchado. "No conocía el caso, pequé de inocente. No me acuerdo mucho de las cosas, me las muestran, veo que está mi firma, pero no lo recuerdo", insistió. Entre esas cosas que llevan su firma, figura una declaración en la que afirmaba que Ruñisky había estado presa ocho meses en Misiones. Pero ayer se atajó: "Todo me lo contó Lugo".

Tampoco le consta ahora haber dicho antes que su cuñada le practicó un aborto a su esposa, ni que su suegra hiciera lo propio con ambas. "En Tribunales no me leyeron nada y firmé porque pensé que era un careo. Ahora leo que está mi firma, pero no me consta haber dicho lo que dije", machacó.

El testigo se vio fortalecido a la hora de responder las preguntas de la defensa de Ruñisky. Ante los interrogantes, dijo que cuando declaró en Asuntos Internos de la policía, su testimonio no comenzó hasta que llegó el papá de Paula, quien incorporó elementos a esa declaración. "¿Le consta que su suegra le haya hecho un aborto a su esposa?", le preguntó el abogado Luis Rossini. La respuesta fue negativa. "¿Le consta que su suegra le haya hecho un aborto a Paula Perassi?". No. "¿Le consta que su suegra alguna vez haya practicado un aborto?". No. "¿Le hicieron firmar en el tribunal sin saber lo que firmaba?". Sí. "¿En sus declaraciones hay cosas que usted no dijo?". Sí. La declaración de Vázquez fue una bandera de victoria para la defensa de Ruñisky y dejó un regusto amargo en la acusación y en el entorno de la familia de Paula.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});