PANDEMIA

Casilda ya tiene más de mil contagiados por coronavirus

El dato alentador es que ya se recuperó un alto porcentaje de enfermos. La principal preocupación de las autoridades es la demora en los resultados de los hisopados y la ocupación de camas

Jueves 24 de Septiembre de 2020

La ciudad de Casilda superó los mil casos de coronavirus desde que comenzó la pandemia (895 contagios según el último reporte provincial) aunque resulta alentador el alto porcentaje de personas que ya superaron la enfermedad.

Según el último reporte del Comité de Epidemiología local anoche se registraron 21 casos positivos que elevaron a 1.008 el número de contagiados de los cuales 676 están recuperados. Pero también aparece como dato no menor que hay 348 casos sospechosos en estudio aún pendiente de resolución.

La demora en los resultados de los hisopados es un preocupante déficit con el que debe lidiar Casilda y otras localidades de la región del sur santafesino donde también se hace sentir con fuerza la propagación del virus. Y no menos intranquilizador resulta la cantidad de camas ocupadas tanto en efectores públicos como privados.

Si bien en la ciudad cabecera del departamento Caseros trajo cierto alivio, como dio cuenta ayer La Capital, la instalación de más camas críticas y generales en el Hospital San Carlos no es menos cierto que el Sanatorio Primordial, que atiende mayormente a afiliados de Pami, se encuentra al límite desde hace semanas.

En rigor, la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) de ese nosocomio privado hoy se encuentra cubierta de pacientes, mientras que el porcentaje de ocupación en salas generales llega al 98%.

El panorama es menos complicado en la Clínica Julián Moreno que tiene cubierto un 50 % de las plazas generales y solo un 25 % del sector UTI para Covid-19. En tanto que el Hospital San Carlos tiene ocupado el 60% de las camas generales y el 44% de las correspondientes a terapia.

“Si bien los números de casos ya son más de mil, tenemos un alto porcentaje de pacientes recuperados”, dijo a La Capital el subsecretario municipal de Salud, Ariel Aquili. Y en esa misma línea sostuvo que lo sucedido no inquieta ya que era lo esperado desde el punto de vista de la “progresión de la enfermedad”, dijo.

El profesional recalcó que “el mayor problema sigue siendo la disponibilidad de camas y la demora en los resultados de los hisopados, lo que limita la toma decisiones”.

En ese sentido evaluó que “el crecimiento de casos en Rosario y la zona complicó el procesamiento de las muestras y la celeridad de las derivaciones”. Y desde esa óptica afirmó que “hay un cuello de botella con los resultados y si no puede resolverse con una mayor logística creo que debería limitarse la cantidad hisopados a las necesidades estrictas, que son fundamentalmente los pacientes con síntomas y factores de riesgo que requieren una respuesta rápida”.

El funcionario ponderó el esfuerzo que está haciendo el municipio para hacer frente a la emergencia sanitaria con el aporte de recursos destinados a cubrir distintas necesidades.

Y al referirse a la tardanza en los resultados de los estudios de casos sospechosos apeló al sentido de solidaridad de las obras sociales para que “colaboren derivando los hisopados a laboratorios privados” y asuman el costo, algo que incluso dijo ya haberle planteado a funcionarios de Pami sin encontrar la respuesta esperada.

Mientras se espera por el resultado de estudios pendientes se sigue avanzando en la realización de hisopados ambulatorios. En ese marco esta previsto para las próximas horas llevar adelante casi una treintena de testeos en un geriátrico local cuyo operativo comprende tanto al grupo de ancianos residentes en el lugar como al personal que presta servicio.

Se trata del quinto establecimiento casildense de este tipo alcanzado por la pandemia. Al igual que en las situaciones anteriores, el municipio aplicará el criterio de bloquear sanitariamente al geriátrico para evitar la transmisión del virus a otras personas durante los 14 días de aislamiento.

Al respecto Aquili destacó que “en los distintos geriátricos de la ciudad el municipio destinó a supervisores para que controlen el ingreso de personas, hagan cumplir las medidas de bioseguridad y, ante la presencia de algún caso sospechoso, den aviso para activar el protocolo”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario