La Región

Casilda se suma al reclamo por la autopista en ruta 33

El Concejo se expidió por el comienzo de las demoradas obras, y siguió así los pasos dados por Venado Tuerto y el Senado provincial.

Domingo 23 de Septiembre de 2018

El Concejo Municipal de Casilda se sumó a la cruzada que se está gestando en el sur santafesino para que el gobierno nacional garantice la puesta en marcha de la demorada construcción de la autopista Rufino-Rosario cuya obra, licitada en mayo de 2017 y adjudicada en octubre de ese año a la empresa Supercemento, ya debería estar en pleno proceso de ejecución, pero sigue en veremos.

El cuerpo local fijó posición al sancionar por unanimidad una declaración en la cual manifiesta su preocupación por el atraso en el inicio de los trabajos con la vista puesta en "reforzar el reclamo". Y para ello consideró "conveniente" que el gobierno municipal se sume a los planteos impulsados por el gobierno de Venado Tuerto y el Senado provincial, los que pidieron sendas audiencias con las máximas autoridades de la Dirección Nacional de Vialidad y del Ministerio de Transporte de la Nación para que brinden explicaciones sobre el tema.

La declaración se fundamenta en "la importancia de que de una vez por todas nuestro sur santafesino cuente" con la planificada autopista, para "que mejore el tráfico entre las ciudades de Rufino y Rosario". Y en esa línea recuerda que "durante muchos años las entidades más representativas (de la región) estuvieron bregando por la concreción de esta obra imprescindible", lo que derivó en la decisión gubernamental de avanzar en su concreción al considerarla "importante" no sólo desde el punto de vista de la seguridad vial sino también de sus implicancias para la producción.

Así fue que primero convocó a licitación pública y después resolvió la adjudicación para la ejecución de la obra que, sin embrago, todavía no comenzó y cuya "dilación en el tiempo" genera "gran preocupación entre los dirigentes políticos y de instituciones" de toda la zona, que aguarda el emprendimiento.

Lo resuelto por el Concejo casildense a instancias de un proyecto impulsado por el edil demoprogresista Hugo Racca refuerza las voces en defensa de los intereses de esta zona de la Pampa Gringa, que se está levantando ante los recortes anunciados por el gobierno nacional en materia de obras públicos y la posibilidad de que se posponga la construcción de la anhelada autopista Ruta Nacional Nº 33.

Prueba de ello fue lo hecho días atrás por el intendente venadense, José Freyre, quien envió una nota a la administradora de Vialidad Nacional, Patricia Gutiérrez, reiterándole "en carácter de urgente" una solicitud de audiencia para conocer los avances de la obra. Y similar acción tuvo el senador provincial por el departamento General López, Lisandro Enrico, al pedir una audiencia al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, por demoras en el inicio de la autopista.

Lo descripto inspiró al Concejo casildense a emitir la declaración, y a sostener que "actitudes similares a las de aquellos dirigentes del departamento General López deberían ser imitadas por todo el arco político e institucional del sur santafesino".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario