La Región

Casilda se moviliza en defensa de la producción, el trabajo y los salarios

La crisis sumó el cierre de Nox como boliche bailable y el despido de empleados, más la baja de persianas de una distribuidora de Arequito.

Miércoles 03 de Abril de 2019

Casilda se convertirá mañana en escenario de una nueva movilización contra las políticas económicas del gobierno nacional y en defensa de la producción, el trabajo y el salario.

Aunque la manifestación, impulsada por la mesa coordinadora de la Intersindical, se inscribe en la jornada nacional de protesta de la CGT tendrá una fuerte impronta local que busca ratificar el espíritu de lucha y unidad con el que dio sus primeros pasos. El espacio, punta de lanza en la región para visibilizar el descontento contra el rumbo económico del gobierno de Cambiemos, convocó a salir a la calle bajo la consigna "Basta Macri" y en medio de un clima de despidos e incertidumbre sobre el futuro de comercios y pequeñas y medianas empresas de la zona cuya sustentabilidad penden de un hilo, y otras cerraron como el boliche Nox y una distribuidora de Arequito.

Si bien ya en la movilización anterior quedó al descubierto la preocupación sobre la cruda realidad productiva y laboral ahora el panorama "empero" ante la falta de medidas que ayuden a salir a flote especialmente a industrias del rubro metalúrgico que se esfuerzan por sobrevivir a la crisis. El problema no es menos grave en el comercio ante el asedio de los tarifazos en los servicios públicos y la caída del consumo, lo que hace cada vez más difícil la actividad al punto que algunos locales no tuvieron más opción que cerrar o achicar personal como también sucedió en el sector industrial.

La recesión se nota incluso los fines de semana donde Casilda, aunque sigue teniendo movimiento y recibiendo visitantes, ya no tiene la misma fortaleza que mostraba años atrás como principal centro de atracción de localidades vecinas.

El cierre de Nox como boliche

El dato más revelador lo aportó días atrás el boliche Nox Multiespacios cuyos propietarios decidieron a causa de "la situación económica que atraviesa el país" cerrar los sábados y evaluar la posibilidad de abrir sólo para eventos especiales.

Así lo comunicó por Facebook la reconocida discoteca a la vera de la ruta 33 entre Casilda y Pujato, lo que generó sorpresa y preocupación en el poder político local que ya convocó a empresarios de la noche casildense para evaluar el tema ante la caída de una oferta clave para satisfacer la demanda de jóvenes de la ciudad y la zona.

"Debido a la situación económica que atraviesa el país hemos tomado la decisión de que el sábado 30 de marzo sea la última apertura de Nox Multiespacios". Con esa frase los dueños del boliche anunciaron por redes sociales la decisión de ponerle fin, tras 11 años, al habitual funcionamiento comercial que solía congregar a miles de jóvenes casildenses y la zona. Aunque aclararon: "Evaluaremos la posibilidad de volver a abrir en ocasiones especiales, dando los servicios que nos caracterizan" y resaltaron: "Por el momento debemos tomar la lamentable decisión de cerrar los sábados a la noche", y se esperanzaron de que "esto se revierta para bien de todos y que sea algo circunstancial".

La medida preocupa al ámbito político casildense ya que Nox, aunque pertenezca a jurisdicción de la vecina localidad de Pujato, era el lugar donde los jóvenes de la ciudad iban a bailar los sábados, con lo cual este suceso deja un vacío que ya motorizó a funcionarios municipales a reunirse con empresarios de la noche para abordar soluciones.

Dentro del distrito casildense sólo funciona como boliche un establecimiento situado en un tramo urbano de la ruta 33 que abre los viernes mientras que en la zona céntrica hay otro local que desde hace años dejó de trabajar como boliche bailable por una ordenanza que impide tal actividad en esa zona aunque está habilitado como salón de fiestas de cumpleaños, y otros eventos que suelen realizarse.

En Casilda y la zona, tal como publicó LaCapital, se perdieron en 2018 más de 300 puestos de trabajo y en 2019 se profundiza la tendencia a la baja en el mercado laboral. La caída de la economía además pone en jaque el funcionamiento de obras sociales sindicales que por la falta de aportes deben lidiar con más dificultades para dar servicios.

Despido y cierre en Arequito

Si bien muchos de los casos registrados desde enero de 2019 se encuadran dentro de retiros consensuados con la patronal, hace unos días estalló en Arequito un conflicto en la distribuidora Aylar que cerró y dejó en la calle a ocho empleados que piden el pago de sus indemnizaciones con el acompañamiento del gremio de Camioneros.

Los empleados protestan desde el lunes en las puertas de la firma, cuyo dueño, Amadeo Manini, es el suegro de Natalia Pastorutti, la hermana de La Sole. El conflicto empezó el 18 de marzo. La empresa explicó que el cierre es producto de la crisis económica y habría propuesto pagar indemnizaciones en ocho cuotas, lo cual al ser rechazado desató el conflicto y desde el lunes un acampe frente a Aylar. Los empleados además reclaman cobrar parte del salario de febrero y el sueldo de marzo.

En este contexto zonal la Intersindical Casilda programó la movilización de mañana que arrancará, a las 11, en 25 de Mayo y Buenos Aires.

Gustavo Orellano

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});