Inseguridad

Casilda reactivó su Consejo de Seguridad

Luego de la seguidilla de delitos producidos en marzo pasado y que alarmó a la ciudad se concretó la puesta en marcha del órgano.

Martes 05 de Junio de 2018

Tras la fuerte movida que se desató a fines de marzo en demanda de más seguridad para Casilda luego de una sucesión de episodios delictivos que alarmaron a la sociedad y terminaron forzando cambios en la conducción de la jefatura policial, al fin se concretó la anunciada reactivación del Consejo de Seguridad.

El espacio vuelve a tomar protagonismo tras la frustrada experiencia de hace un tiempo cuando fue puesto en marcha y su existencia duró menos de lo esperado. Claro que con su reimpulso ahora se busca lograr un funcionamiento sostenido y generar acciones a corto, mediano y largo plazo con la vista puesta en la seguridad ciudadana partir de un "abordaje integral".

Al menos así lo plantea la ordenanza Nº 2.661 por la cual se creó esta suerte de ámbito que intentará consolidarse con la participación y el compromiso de los distintos actores que lo conforman en representación de la comunidad casildense donde, como sucede en la mayoría de las localidades de la región, la problemática de la seguridad aparece entre sus principales preocupaciones.

El primer encuentro para reflotar el Consejo de Seguridad se realizó en el Salón Dorado del municipio y reunió a vecinalistas y autoridades políticas, policiales y judiciales, quienes coincidieron en la necesidad definir estrategias de trabajo conjunto para mejorar la situación.

Aunque recientemente no se registró casi ningún hecho grave con uso de armas de fuego contra comercios y casas como los sucedidos cuando los casildenses se movilizaron para visibilizar su malestar, hay preocupación por la seguidilla de arrebatos en la vía publica y otros ilícitos que ponen en riesgo la seguridad de las personas.

A ello se suma el narcomenudeo que, pese a los últimos allanamientos hechos en Casilda y Rosario, y que permitieron desbaratar una banda local que se dedicaba a la venta de estupefaciente bajo la modalidad de delivery, sigue avanzando en algunos sectores de la ciudad.

Difícil de combatir

"Es un negocio difícil de combatir porque resulta tentador para mucha gente ya que permite hacer plata fácil y rápido", admitió a este cronista un conocedor del tema al ser consultado sobre las razones que dificultan ponerle coto a la comercialización de drogas.

"Fue una reunión muy positiva", dijo el intendente Juan Sarasola en relación al restablecimiento de este espacio que suma distintas patas de los poderes del Estado así como de organizaciones intermedias y vecinos en la búsqueda de soluciones a partir de criterios comunes para tratar y encarar situaciones que se producen en el territorio.

Del encuentro también participaron el secretario de Prevención y Seguridad Ciudadana, Federico Censi; la subsecretaria Legal y Técnica, Patricia Ferraretto; el director de Tránsito, Hugo Dichiara; las juezas en lo Penal, Mariel Minetti; y de Menores, Cristina Pecoraro; la fiscal del Ministerio Público de la Acusación de Casilda, Marianela Luna; el jefe de la Unidad Regional IV, Marcelo Albornoz; el jefe de la Policía de Investigaciones, Cristian Fabbiani; concejales; representantes de las vecinales, y víctimas de hechos de inseguridad.

El mandatario local explicó: "En las reuniones que se hicieron en las vecinales planteamos que debíamos intercambiar información con los vecinos y colaborar con la policía y la Justicia, razón por la cual decidimos reimpulsar este Consejo al que consideramos el ámbito indicado para aportar soluciones y trabajar en conjunto".

En esa línea manifestó que "además de evacuar inquietudes lo más importante es que surgieron propuestas de trabajo" al tiempo que expresó que "la problemática de la inseguridad no es exclusiva de la ciudad de Casilda, pero eso no significa que no se tenga que hacer nada". Y acotó: "Debemos ponernos a trabajar y celebro que haya tanta gente con ganas de sumarse y colaborar".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario