LA REGIÓN

Casilda: los contagios bajan lentamente aunque la ocupación de camas sigue siendo alta

Si bien la situación epidemiológica mejoró aún no es suficiente para descomprimir el sistema de salud. En el hospital San Carlos no hay disponibilidad de camas en salas generales y el área de terapia tiene una ocupación del 75%

Jueves 15 de Julio de 2021

En los últimos siete días se registró en Casilda un leve descenso de casos positivos de Covid-19 en relación al mismo período anterior, lo que representa un dato positivo, aunque no suficiente para bajar a un nivel más tranquilizador el amesetamiento en la curva de contagios, que sigue siendo alta.

El principal foco de atención continúa centrado en el sistema de salud, que si bien tiene capacidad de respuesta no deja de sentir el impacto generado por la demanda de pacientes.

En el Hospital San Carlos la ocupación de camas en salas generales es de un 100 % mientras que en terapia intensiva ronda el 75, un número que resulta preocupante aunque inferior a los registrados no hace tanto tiempo, cuando estuvo al borde del colapso.

La situación es similar en los efectores privados de esta ciudad, cabecera del departamento Caseros, donde el último reporte epidemiológico del miércoles a la noche reflejó 20 nuevos casos de coronoravirus, lo que elevó a 5.401 el número de contagios desde que comenzó la pandemia. De ese total ya se recuperaron 4.984 pacientes y fallecieron 141.

El director del hospital casildense, Omar Moya, indicó a La Capital que “la gran mayoría de los internados son personas no vacunadas contra el Covid-19 y solo hay un mínimo porcentaje de pacientes que tienen una sola dosis”.

Y en esa misma línea resaltó la importancia del avance del plan de vacunación para poner freno a la pandemia. Al respecto, señaló que en Casilda se acelerará en los próximos días el ritmo de inoculaciones de 560 a 800 aplicaciones diarias, con lo cual estimó que “dentro de unas tres semanas terminaríamos de vacunar (con al menos una dosis) a la población objetivo mayor de 18 años”.

Ello permitirá estar más cerca de alcanzar la anhelada inmunidad de rebaño contra la temida enfermedad, pero en el mientras tanto la estrategia local de coyuntura para disminuir la circulación del virus es mantener los operativos diarios de testeos que se llevan adelante en distintos barrios de la ciudad.

Se trata de una acción impulsada por el municipio a través del plan detectar local, que empieza a mostrar un resultado esperanzador. Al menos así lo indica la tendencia a la baja que comienza a observarse en los índices de positividad de los hisopados que se realizan, lo que genera buenas expectativas en torno a la evolución epidemiológica local que todavía refleja un amesetamiento alto en la curva de contagios.

No obstante, la situación mejoró en relación al crítico cuadro sanitario que presentaba Casilda y lo mismo sucede en la zona al registrarse una merma de casos.

Así lo indicó a este medio el delegado de Salud en el departamento Caseros, Marco Zaninovic, quien sostuvo: “Estamos mejor que hace un mes, pero lejos de relajarnos esto nos obliga a redoblar esfuerzas y seguir trabajando con responsabilidad contra la pandemia”. El profesional médico, explicó que el criterio adoptado en tal sentido, mientras paralelamente se avanza con la campaña de vacunación, es “continuar con la identificación de casos positivos de Covid en el territorio y así proceder al aislamiento rápido tanto de las personas infectadas como sus contactos a fin de bloquear la circulación del virus”.

En esa dirección, resaltó las acciones que se vienen llevando adelante en el marco del dispositivo instrumentado por la provincia a través del plan detectar. Este jueves el camión sanitario afectado al programa estuvo en Sanford, junto a un equipo de trabajo que recorrió el pueblo para la detección precoz de casos. Similar tarea ya se desarrolló en Arequito, Arteaga, San José de la Esquina y Bigand. En Casilda se sostiene en forma constante un esquema parecido con recursos y logística local.

La respuesta de la población es muy buena y los profesionales locales de la salud se sienten satisfechos con este rastreo que se hace casa por casa entrevistando a las familias, lo que en algún punto también reduce el trabajo de los Samcos locales porque ayuda a la identificación de casos positivos no reportados al sistema y que ponen en riesgo a la población”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario