La región

Casilda: investigan la muerte de un paciente que se escapó del Hospital San Carlos

La Justicia investiga si hubo "deficiencia médica" en el deceso de Juan Domingo Flores, de 48 años, quien se fugó y apareció en una zanja.

Jueves 14 de Enero de 2021

El hombre que fue hallado sin vida en Casilda tras escaparse del Hospital San Carlos no presentaba signos de violencia y, todo indica, que se trató de una muerte natural a causa de una descompostura.

Al menos esa es la evaluación preliminar que se maneja por estas horas, aunque se espera el resultado de la autopsia prevista para el próximo martes y que permitirá establecer a ciencia cierta las causas de muerte.

La medida ordenada por la fiscal de la causa, Marianela Luna, además será clave para dilucidar si la persona fallecida venía recibiendo el tratamiento y la medicación adecuada para el problema de salud que padecía.

En tanto, el director del hospital casildense, Omar Moya, aseguró este miércoles a La Capital que el personal médico que atendió al paciente que se fue del nosocomio y fue hallado sin vida “actuó correctamente”.

Y en esa misma línea aseguró que "el hospital inmediatamente dio parte de la desaparición a la policía y realizó la denuncia correspondiente en tiempo y forma".

Juan Domingo Flores, quien tenía 48 años, ingresó el domingo al hospital casildense con un cuadro de epilepsia y fue encontrado muerto la tarde del martes, cerca de las 17, en una profunda cuneta de un camino rural a un kilómetro del efector público.

Fuentes cercanas a la investigación indicaron a este diario que el hombre fallecido se habría ido del nosocomio momentos después de que un familiar fuera en busca de asistencia médica ante una actitud hostil que sufrió por parte del paciente mientras lo cuidaba.

Aunque los médicos le habrían advertido que no podía circular por el sector donde se lo ubicó debido a protocolos sanitarios impuestos por la pandemia, finalmente accedieron a su pedido, pero cuando llegaron para atender al enfermo ya no estaba.

La denuncia tras su desaparición

Los familiares radicaron una denuncia policial por averiguación de paradero, pero al no encontrar la respuesta esperada salieron a buscarlo por sus propios medios con la esperanza de encontrarlo sano y salvo.

Las mismas fuentes indicaron que "la policía no notificó de la denuncia a la fiscal, quien se enteró de la desaparición del paciente a través de un medio periodístico local".

A partir de allí, Luna, según informaron, se comunicó con la policía y al corroborar la existencia de la denuncia dispuso activar la búsqueda que concluyó con el funesto hallazgo.

Tras el fatal desenlace, la Justicia busca esclarecer lo sucedido y determinar si hubo responsabilidades, para lo cual resultará fundamental la autopsia del cuerpo, que se realizará en el Instituto Médico Legal de Rosario con el propósito de "determinar las causas de muerte y si la atención médica fue deficiente", indicaron.

La necropsia "se llevará adelante en forma diferida con el protocolo que implica la posibilidad de una mala praxis y de la cual podrán participar peritos de partes".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS