PANDEMIA

Casilda: Disminuyen los casos de coronavirus, pero crece la preocupación por el aumento de otras patologías  

Si bien el sistema de salud responde no deja de ser una señal de alerta el incremento de internaciones de pacientes no Covid-19. Instan a la responsabilidad social para evitar un rebrote de contagios que terminaría por agravar la situación.

Viernes 11 de Diciembre de 2020

Aunque la disminución en la curva de contagios de Covid-19 es un dato positivo para Casilda, no alcanza para despejar la señal de alerta que sigue latente en el sistema de salud local ante el aumento de otras patologías que también requieren de internación.

Si bien la situación no afectó la capacidad de respuesta, al menos hasta ahora, no deja de ser una preocupación para las autoridades, más allá de que el panorama epidemiológico local haya mejorada significativamente en relación a meses atrás donde la pandemia se hizo sentir con fuerza en la ciudad.

“La curva de contagios está estancada y crece la cantidad de pacientes recuperados, pero la preocupación es que están empezando a aparecer patologías que durante meses estuvieron detenidas y no controlados como producto de la cuarentena”, dijo a La Capital el subsecretario municipal de Salud, Ariel Aquili.

El funcionario fundamentó su apreciación en el incremento de controles médicos, consultas pediátricas, cirugías programadas, emergencias por accidentes en vía públicas, entre otras demandas sanitarias que fueron aflorando tras el periodo de estrictas restricciones.

Tal requerimiento impacta en el sistema de salud que a la vez sigue haciendo frente a la atención de pacientes con coronavirus.

Los internados por Covid son menos que hace un tiempo, pero se agregan pacientes con otras patologías, entonces no hay un descanso ni un gran alivio para el sistema de salud, razón por la cual sigue siendo una zona crítica a la que debemos prestar especial atención”, explicó Aquili.

En esa línea ejemplificó que “el hospital de Casilda disponía prácticamente todas las salas para Covid y ahora seis camas están ocupados con pacientes que presentan otras enfermedades”, por lo que apeló a la responsabilidad social de cuidarse en marco de la nueva normalidad y con la vista puesta en evitar un rebrote.

No hay que bajar la guardia”, dijo el titular de la cartera sanitario municipal, para luego señalar que si bien es positivo el descenso en el número de contagios “no debe hacernos subestimar el problema sobre todo cuando aún no hay precisiones sobre el tema de la vacuna y además cuando comience colocarse no habrá una inmunidad inmediata hasta un período de tiempo en el que comience a hacer efecto”.

Asimismo, admitió que “la situación es más relajada que hace dos mes, pero no es una situación que nos deba hacer pensar que todo está resuelto porque ya vemos lo que sucede en Europa con el rebrote de casos”.

Aquili, además, precisó que “ahora que no estamos en cuarentena, sino todo lo contrario ya que se liberan las actividades, seremos pasibles de las patología propias de la estación de verano, por lo que no tenemos que perder de vista eso y, aún en los momentos más complicados, es necesario evaluar las cosas desde una visión global como lo venimos haciendo para manejar la situación”. “Podemos decir estamos que estamos mejor _concluyó_ pero ojo que se puede complicar si no tenemos una mirada ampliada del problema, lo que requiere de muchos actores”.

Desde que comenzó la pandemia Casilda registra 2.942 contagiados de los cuales ya se recuperaron 2.797, fallecieron 70 personas y aún cursan la enfermedad 75 pacientes. En lo que va de la semana se reportaron 21 casos, según lo informado en los últimos partes epidemiológicos. El lunes se registraron ocho infectados, el martes uno, el miércoles cuatro y ayer ocho, lo que refleja que la evolución epidemiológica se mantiene estable aunque con algunas variaciones.

Cabe destacar que hasta hoy el Hospital San Carlos tiene ocupado un 40 por ciento de las camas de sala general, donde no hay pacientes por Covid, y un 50% de las ubicadas en Unidad de Terapia Intensiva (UTI). En tanto que la ocupación en el Sanatorio Primordial es del 72% en salas comunes y del 50 % en UTI, mientras que la Clínica Julián Moreno registra un 30 por ciento de plazas ocupadas en la sala no Covid y un 50 % en sala Covid, al tiempo que en terapia intensiva la ocupación es del 37.5%.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS